No es novedad que la ganadora del Óscar, Charlize Theron, tiene una historia familiar muy dura, de hecho, la noticia se hizo conocida desde que saltó a la fama.

Lo cierto es que la bella actriz recordó el durísimo trance que afrontó cuando su mamá, harta de los maltratos de su esposo alcohólico y padre de Charlize, terminó matándolo –en legítima defensa personal– el 21 de junio de 1991 en una granja cerca de Johannesburgo.

Theron volvió a tocar el delicado tema en una entrevista con Howard Stern: “Simplemente fingí que no sucedió. No se lo dije a nadie. Cuando alguien me preguntaba, le decía que mi padre murió en un accidente de coche. ¿Quién quiere contar esa historia? Nadie”. Ella tenía 16 años cuando ocurrieron los hechos, pero no fue si no hasta que cumplió 30, según contó, que decidió buscar ayuda.

Además, la versátil actriz aseguró que la terapia no fue un proceso sencillo pero que al final pudo superarlo sin ningún tipo de trauma. Recordó también que durante su infancia muchas veces se despertaba sin saber qué iba a pasar ese día ya que su vida dependía de una persona que lo único que hacía era beber.

Su historia es desgarradora pero todo el tiempo Charlize muestra una impoluta y admirable postura de superación sobre el tema. La intérprete declaró también que fue víctima de violencia por parte de su padre.