Ana María Stuven: Doctora en Historia. Destacada académica y referente entre los historiadores, es reconocida por sus investigaciones sobre el rol de la mujer desde los tiempos de 
la colonia hasta nuestros días. 

PREJUICIOS. “Durante mis estudios en Stanford tuve que enfrentar el prejuicio por ser latinoamericana y mujer. Tenían la idea que éramos más emocionales que racionales y que la maternidad era un impedimento. En Chile, probablemente soy una más de las exponentes de la brecha salarial entre hombres y mujeres. Menos mal uno no se entera directamente”.

REVALORIZACIÓN DE PERSONAJES FEMENINO. “La historia de mujeres y la irrupción de las temáticas de género han permitido visibilizar a otras que no son santas, prostitutas o reinas. Es decir, el perfil femenino que predominaba en la historiografía masculina. Si puedo influir en el debate de temas que muestren realidades que no vemos a primera vista, bienvenido sea. Para mí el conocimiento especializado es una ventana abierta hacia otros campos”.

ABRIENDO PUERTAS. “El proceso de realización personal me exigió salir de mi campo de trabajo. Estudiar la historia de las dificultades y opresiones que han sufrido las mujeres a lo largo de la humanidad me condujo hacia otros lugares, como la cárcel donde predomina el abandono y el dolor. Por eso fundé la Corporación Abriendo Puertas que trabaja en el Centro Penitenciario Femenino hace 18 años”.

Captura-de-pantalla-2018-02-02-a-la(s)-16.51.34

Isidora Said: Fotógrafa. Amiga del bajo perfil, ha sido gestora de innumerables acciones sociales. Por eso, es nombre conocido en el mundo de la solidaridad y la inclusión. Creadora de Oleo SPA, el primer centro atendido cien por ciento por ciegos, en abril lanzará una fundación que busca generar un cambio de mentalidad entre los chilenos.

SENTIDO SOCIAL. “Creó que lo crucial fueron las facilidades que siempre tuve en la vida. Sentía que tenía mucho que devolver y crear oportunidades para otros era la manera. A los 20 años decidí no ser la hija ni la sobrina de nadie y partir de cero. Porque si yo le voy a decir a alguien que sí se puede salir adelante es porque antes ya lo experimenté. La consecuencia es fundamental. No creo en la caridad”.

MUTUALISMO. “Creo mucho más en el mutualismo que en la colaboración. Todos somos necesarios para que el sistema funcione. Ayudar te hace sentir muy bien. Generas endorfinas y las neuronas cerebrales se mueven de otra manera. Eso está comprobado científicamente. Estudios de la Universidad de Harvard sostienen que cuando está en positivo el cerebro es un 31 por ciento más eficiente”

BANCA DEL TIEMPO. “Esta fundación nace hace cuatro años cuando como coach de vida atendía a muchas personas y en vez de pagarme, ellos tenían que hacer favores a tres personas distintas. Eso los hacía mirar a su alrededor y hacerse cargo. Piensa que si tú ayudas a cinco personas y lo multiplicas por cinco por cinco por cinco durante 15 días llegas a 30 mil millones de personas. Trabajamos con quienes están alineados con este cambio de paradigma”.