Los cincuenta años de la Tapati tienen revolucionada a la Isla de Pascua. Desde el sábado 3 de febrero, la magia de los ritos, las competencias deportivas y las representaciones de las distintas artes ancestrales se suceden desde muy temprano hasta entrada la madrugada creando un ambiente de fiesta permanente.

En total, son quince días que todo gira en torno al evento cultural más importante de la Polinesia que incluye desde bailes y cantos tradicionales hasta pruebas de pesca con lanza, concursos de cocina ancestral, pinturas corporales y carreras en trineo por una a colina de 45 grados de inclinación, donde los participantes pueden llegar a alcanzar velocidades cercanas a los 80 kilómetros por hora.

Hay dos personas que viven esta cita, calificada por las más prestigiosas revistas de viaje como “la madre de todas las fiestas”, de manera especial. Se trata de las candidatas a reina Vai Tiare Rapu Merino (31) y Waitiare Kaltenegger Icka (26) quienes junto a sus respectivos aitos (candidatos a reyes) representan a los dos clanes familiares que se enfrentan en esta variada competencia.

“Soy la primera candidata tan longeva”, bromea, Vai Tiare Rapu Merino, mientras camina por la zona de caleta y las peticiones de selfies se multiplican a casa paso. “Casi siempre se presentan niñas mucho más jóvenes, pero mi objetivo es honrar a la mujer rapa nui que se caracteriza por ser trabajadora y esforzada. A lo largo de nuestra historia han sido ellas las responsables de preservar nuestras tradiciones”, dice, mientras posa para el lente como la modelo más experimentada.

IMG_3141

Licenciada en Lingüística con mención en traducción inglés japonés, asegura que su prueba favorita es el Koro Haka Ope, donde hay dos grupos que deben debe cantar temas tradicionales de la isla durante toda la noche hasta que alguno se equivoca. “Toda mi vida he bailado y este es mi mundo así que más que una preparación especial se trata de ejecutar”, afirma Vai Tiare, antes de partir a terminar la confección de trajes típicos.

Distinta fue la llegada de Waitiare Kaltenegger Icka al certamen. Recién había regresado a la isla en noviembre último cuando la invitaron a sumarse al equipo. “Estoy súper agradecida y siento que ha sido una tremenda oportunidad de crecimiento. Un honor que siempre atesoraré. Habitualmente las candidatas se preparan durante todo el año así que lo más difícil ha sido tener que adquirir en tiempo récord nuevos conocimientos en danza, juegos y confección de collares”, confiesa.

IMG_2861

En forma paralela a la Tapati 2018, Waitiare supervisa la post producción de su segunda película “Heru A Patu”, una animación que cuenta la historia de dos hermanos guerreros que repentinamente son raptados por dos mujeres espíritus. “Quiero mostrar nuestra cultura al mundo. Mi primera producción “Uho-Te Uka, La Leyenda” trata de una doncella que es raptada por un espíritu”, afirma. El 16 de febrero, un jurado compuesto por autoridades y figuras emblemáticas de la vida rapa nui, dará a conocer el nombre de los ganadores. Mientras, la fiesta continúa.