La arquitectura patrimonial de las ciudades y los paisajes extravagantes unen el pasado y el presente de Vietnam. Si viajamos al norte, nos encontraremos con Ha Long, una de las bahías más bellas del mundo. Un conjunto de dos mil islas de piedra caliza sobre el Golfo de Tonkin que fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994. Entre aguas esmeralda y bosques legendarios nacen enormes pilares de piedras que provienen del mar de China. La mejor opción para recorrer este onírico lugar es un crucero que permite apreciar todos los escondites de las aguas misteriosas. Hang Sun Sot, Hang Dau Go y Hang Thieng Cung, son las cuevas más conocidas de este paisaje natural.

Avanzando hacia la costa central de Vietnam, aparecerá Hoi An. Ciudad ancestral, encantadora y definitivamente con dos caras: El sector antiguo está intacto al igual que su tradicional arquitectura rodeada por el río Thu Bon. El puente cubierto japonés y el mercado, que se distingue por sus llamativos colores, son los lugares más pintorescos de la zona histórica. Sin embargo, la modernidad ha llegado a tocar la puerta de Hoi An. Rosewood Hotels es parte de un gran complejo de lujo llamado Hoiana que será inaugurado el año 2019. Su vista principal será la playa de Hoi An, un encantador espacio de aguas claras y arenas finas. Pero esto no es todo. A dos horas de esta magnífica ciudad está el Banyan Tree Long Co. Un resort de lujo construido bajo las líneas de la arquitectura vietnamita. Edificios reales, tejidos y cerámicas son los detalles que hacen que este espacio sea un lugar de lujo frente a la costa central de Vietnam.

iStock-504565179

Valles y ciudades

El sur es una mezcla de urbanismo y playas de aguas claras y arenas blancas. Nha Trang es una de esas. Esta conocida ciudad costera ubicada en un hermoso valle de montañas es ideal para los amantes de los deportes acuáticos. El borde costero es una medialuna de hoteles, parques acuáticos y restoranes de primer nivel. Así, las actividades al aire libre y la vida nocturna se apoderan de Nha Trang.
Unos 500 km más al sur está la ciudad más grande de Vietnam, Ho Chi Minh. También conocida como la urbe de las motos. Tradición y cultura en un solo lugar. Esta metrópolis del Sudeste Asiático está junto a las aguas del río Saigón. Para entender más de la historia cultural de los vietnamitas, el museo War Remmants y la Pagoda del Emperador de Jade son los sitios perfectos para saber más de las costumbres y huellas que dejó la guerra. Pero esto no lo es todo. Recorrer el Delta del Mekong permite escapar de la ruidosa ciudad. Contemplar las casas flotantes y los campos de arroz es también una manera de disfrutar de esos increíbles parajes naturales.

iStock-513536186

Respirando la brisa marina y junto a una vista única de palmeras exóticas, las islas de Con Dao, lejos de la ajetreada Ho Chi Minh, son el atractivo más famoso de Vietnam. Arrecifes de coral y bahías paradisíacas es la mejor definición de este archipiélago de la costa sureste.

iStock-611609742

Un imperdible de Vietnam es el delta del río Mekong, denominado tesoro biológico oculto, ya que se han descubierto más de mil nuevas especies, incluyendo una especie de rata de roca laosiana que se creía extinta. Es uno de los 10 ríos más largos del mundo. Desde su nacimiento en las montañas del Tíbet hasta su desembocadura en el mar de China recorre más de 4.500 kilómetros, baña seis países (China, Birmania, Laos, Tailandia, Camboya y Vietnam). Sin embargo, al internarse en Vietnam el gran río asiático difumina sus riberas y se desparrama en mil canales. Hay numerosos paseos que recorren sus meracdos y templos.
Para terminar, no puede faltar una visita a Phu Quoc. Alejada completamente de tierra firme, el barco es la única opción para conocer la isla más grande de Vietnam, localizada en el golfo de Tailandia. Hay que quedarse en alguno de los pintorescos pueblos que viven sumergidos en una espectacular vegetación.