Aunque la vendimia llegó con los españoles, fue en Curicó (1986), que el viñatero Miguel Torres propuso revivir, en esta época, las tradiciones en torno a la cosecha de la uva. Treinta años después la fiesta se ha extendido por todas las zonas productivas de vid del país. Los principales valles: Limarí, Casablanca, Maipo, Cachapoal, Colchagua, Curicó e Itata han desarrollado festividades que atraen a visitantes nacionales y extranjeros. Así, el enoturismo hoy genera ingresos cercanos a los 8.000 millones de pesos por año (Corfo) transformando las tradiciones del campo en un producto exportable.

Ser enólogo por un día, dormir en barricas o en una hacienda patrimonial, tomar tratamientos de vinoterapia, catas y recorridos por los viñedos a caballo, en bicicleta o sobrevuelos en helicóptero o globo son panoramas que trascienden la época de vendimia y están disponibles todo el año.

El valle de Casablanca —cuya vendimia se realizará el 9 y 10 de abril próximo en la plaza de armas de la ciudad—, tiene una superficie de más de 6.000 hectáreas donde se ubican las 13 viñas y siete restoranes que conforman la ruta del vino con mucho por conocer y recorrer.

vendimia450-1

Uno de los tours más completos y entretenidos es el de Estancia El Cuadro a unos 12 kilómetros al norte de la ruta 68. Una experiencia que comienza sobre un carruaje tirado por caballos que se adentra en las plantaciones, mientras los visitantes escuchan la historia de la localidad, los orígenes de las primeras vides que llegaron al lugar, las características del valle de clima frío y las faenas propias del cultivo de parras en la estancia. El paseo, de una hora a cargo de una guía experta y bilingüe, incluye además, una clase sobre las diferentes cepas que existen en Chile y la explicación del proceso vitivinícola de cada una de ellas. De regreso, en la gran casona, es momento de visitar el primer museo del vino de Casablanca; un circuito que revive la producción vitivinícola del Chile de 1900. Enseguida es el turno de las bodegas, donde se realiza una cata de blancos y tintos con sorprendentes maridajes. Con el entusiasmo de la cava el grupo se traslada a la medialuna —en el mismo predio— para una exhibición de la vestimenta del huaso, aperos criollos y movimiento de riendas. El mejor remate es un almuerzo de tres tiempos maridado con los vinos de producción propia, en el excelente restorán de la estancia. Además, hay degustaciones, la posibilidad de ser enólogo por un día y preparar un vino a la medida.

En Casablanca hay escaso alojamiento. Una buena alternativa es el Casablanca Spa & Wine que ofrece combinación con el tour de estancia El Cuadro y que como paquete agrega comidas, vinoterapia, masajes, piscina temperada y al aire libre, sauna, entre otros servicios. Se trata de un hotel boutique con inspiración española muy bien ubicado, cercano a la carretera y próximo a todas las viñas. Desde allí es posible tomar todas las actividades que tiene el valle de Casablanca.

vendimia450-2

El valle del Maipo, el más cercano a Santiago, incluye viñas emblemáticas. Como Concha y Toro en Pirque. Su estrella es el tour a la bodega donde nació la leyenda de uno de los vinos más famosos del mundo: Casillero del Diablo. La historia cuenta que en 1883 Melchor Concha y Toro comenzó a producir vinos. Su fama atrajo a personas que lo robaban durante la noche. Entonces, don Melchor difundió el rumor de que el diablo se aparecía en esa bodega. Santo remedio, nunca volvió a perdérsele un mosto. El edificio por el que se realiza el tour fue construido de cal y canto, tiene un alto valor patrimonial.

También en el Maipo, pero en la localidad de Buin, se encuentra viña Santa Rita, otra empresa vitivinícola rica en tradiciones. Su tour recoge relatos de la historia de Chile. El punto de partida son los viñedos, seguidos de una visita a las bodegas de vinificación, guarda y planta de embotellamiento. Destaca la famosa bodega de los 120 patriotas, hoy monumento nacional. Allí, el general Bernardo O’Higgins y 120 de sus soldados se refugiaron después de combatir contra los españoles. En su honor fue creada la marca 120. También existe una ruta en bicicleta que recorre tres bodegas, incluyendo el lugar donde se redescubrió el Carménère en Chile. La viña posee el hotel Casa Real, de 16 habitaciones en la antigua casa patronal de don Domingo Fernández Concha, pero algunos turistas optan por alojar en el cercano Monticello, que además de la visita a los viñedos, incluye acceso al casino, cata de vino y servicios de spa y entrada al museo Andino.

vendimia450-3

El valle de Colchagua tiene una de las rutas —que se extiende de cordillera a mar— más desarrolladas del país. Con nueve viñas y una completa programación que incluye deportes, recorridos patrimoniales, gastronomía, artesanía y una completa oferta hotelera. También un tren que en ciertas fechas va hasta sus territorios. Fue en Curicó donde partió la vendimia y este año celebró 30 años.

Una joya arquitectónica que vale una detención y ojalá un par de noches es Hacienda Los Lingues. Una construcción que data del siglo XVI y que desde sus inicios ha estado ligada a la vinicultura. Junto a viña Los Vascos, tiene una selección de vinos con denominación de origen. Pero su oferta alcanza más allá incluyendo cabalgatas, paseos en bicicleta, degustaciones y la experiencia inigualable de estar en edificaciones del 1700, con obras realizadas por jesuitas, además de adornos, vajilla de plata, cristalería y un Cristo florentino del siglo VII en marfil que perteneció al Papa Pío IX.

vendimia450-4

En la región del Ñuble están las viñas más australes que dan origen al pipeño de Quillón. La celebración de la vendimia será a mediados de abril y su carácter es netamente criollo, con pisado de uva y gastronomía campesina. Una experiencia distinta en un clima mediterráneo húmedo que tiene varios emprendimientos y que va en alza.

CÓMO LLEGAR

Algunos hoteles y tours contemplan traslado desde Santiago. Atrapalo.cl tiene paquetes con viajes y escapadas de todo tipo y con un apéndice especial sobre rutas del vino.

DORMIR

Casablanca spa & wine: Hotel boutique en el valle de Casablanca. Tiene lofts ideales para familias, piscina temperada, un spa con tratamientos de vinoterapia. Ruta 68 con enlace Tapihue. Teléfono: 32 274 2711.

vendimia450-5

La Calma de Rita: Un hostal con cocina de autor, cuyo atractivo radica en las habitaciones en forma de cava y un programa que incluye el tour por Concha y Toro más degustación de vinos. www.lacalmaderita.cl

vendimia450-6

Hotel Santa Cruz: En la plaza de armas de la ciudad con una arquitectura colonial, es el centro de operaciones para visitar todo el valle de Colchagua. Su bar chamán especializado en vinos posee gran variedad de cepas. www.hotelsantacruzplaza.cl

Hotel Limarí: Es el lugar ideal para excursiones a sitios arqueológicos y también para conocer que no sólo hay pisco en la IV Región, gracias a sus condiciones climáticas, el valle ofrece una amplia variedad de vinos blancos y tintos frescos. https://hotellimari.cl

COMER

Tanino: La carta del restorán de viña Casas del Bosque utiliza ingredientes frescos cultivados por agricultores locales. Una mezcla perfecta con los vinos de la casa. www.casasdelbosque.cl/es/enoturismo/restaurant-tanino/

Doña Paula: Bautizado en honor a Paula Jaraquemada, quien fuera la dueña de la casa principal de la Hacienda Santa Rita hace más de 200 años, ofrece almuerzos y en las noches sólo atiende eventos. Los críticos lo han destacado entre los mejores restoranes de viña. www.santarita.com/chile/restaurant-dona-paula/

Márola: Ubicado en La Vega de Pupuya (Navidad) con una variada carta de pescados y mariscos junto a la playa rodeada de cerros. www.marola.cl

PASEOS

Museo Andino: En la moderna construcción ubicada en viña Santa Rita hay 1.800 piezas de arte precolombino que el empresario Ricardo Claro coleccionó durante 40 años. También posee una importante colección de lata mapuche. www.museoandino.cl

Tour astronómico: En el Cerro Chamán a 256 metros (viña Santa Cruz) se instalan modernos telescopios que prolongan la noche más allá de los terroirs. Además, hay un interesante museo. www.cerrochaman.cl/web/

vendimia450-7

Bar Pedal: Ideal para compartir con la familia, amigos o grupos de trabajo. Se trata de un carro-bar (de 6 a 12 personas), en el que pedaleando en conjunto, con buena música y degustación de vinos seleccionados, se puede recorrer de forma diferente viña Santa Rita. www.santarita.com/chile/pedal-bar/

vendimia450-8

Viaje en tren: El tren Sabores del Valle tiene salidas en fechas predeterminadas. Es un tour completo que cruza valles vitivinícolas hasta llegar a Colchagua descubriendo costumbres, gastronomía e historia. www.rutadelvino.cl/tren-sabores-del-valle