A finales de 1691, una célebre leyenda de brujas y herejes comenzó a tomar forma cuando en Salem, un tranquilo y conservador pueblito de Estados Unidos, tres jóvenes de entre 9 y 12 años, acusaron de brujería a la esclava de su familia y a dos mujeres más.

El hecho que desencadenó esta acusación, fue que las niñas comenzaron a comportarse de una forma extraña que incluía desplazamientos en cuatro extremidades, ataques de llanto y torcimientos de cuello y boca. El médico a cargo, al no encontrar ninguna explicación a los síntomas, determinó que las jóvenes habían sido hechizadas por gente del pueblo. Desde ese día el destino de los habitantes de Salem cambió, siendo acusadas más de 200 personas de brujería durante los 15 meses de sicosis que se vivió en la ciudad.

Wp-amish-450

Superstición, una extraña enfermedad, disputa de propiedades, celos, histeria colectiva o real brujería, lo cierto es que los casos fueron llevados a juicio, y los magistrados se basaron nada más que en rumores para condenar a los acusados, entre los cuales había 13 mujeres, 7 hombres y ¡hasta dos perros reconocidos como cómplices de maleficios!

Dada la particular atracción que la gente ha sentido hacia esta historia, se han realizado más de una docena de representaciones en teatro, cine, televisión, ballet y ópera, siendo el destacado Arthur Miller el primero en escribir sobre la caza de brujas de Salem, llevándola a los teatros de New York en el año 1953, y recibiendo el premio Tony por su exitosa participación en Broadway.

Wp-the-city-450

Lo mismo ha ocurrido con la ciudad, la cual ha sido transformada en un destino turístico, y no son sólo los lamentables hechos ocurridos aquí lo que llama la atención, su bien conservada arquitectura de la época colonial, la han hecho acreedora de recibir el título de Patrimonio Histórico Nacional de Estados Unidos.

Ubicada en el estado de Massachusetts, y a 30 minutos al norte de Boston, Salem o ciudad de las brujas, como es comúnmente llamada para no confundir con otras Salem aledañas, recibe más de un millón de visitantes al año. Escobas, pócimas y una estatua de La Hechizada son parte de la bienvenida a esta supersticiosa ciudad.

Wp-salem-churche-450

Ingeniosos museos, restoranes italianos y curiosas tiendas adornan Salem, haciendo de ésta una ruta clásica de los turistas extranjeros y también de los mismos norteamericanos. Durante octubre la ciudad se viste de fiesta y color calabaza, y muchas familias vienen acá a celebrar Halloween y el día de los muertos.

Tour de fantasmas, museos históricos, paseos en trole, obras de teatro y casas embrujadas, son sólo algunas de las atracciones que ofrece la ciudad durante todo el año. Además, entre sus servicios favoritos y concurridos por la clientela se encuentra la visita a síquicos y médiums, lecciones de cábala, lectura de manos, tarot, fotografía del aura y hasta clases para aprender brujería.

Wp-halloween-parade-450

Lo mismo ocurre con sus miles de souvenirs, entre los que destacan la venta de pociones mágicas para cualquier aflicción, amuletos de protección, gorros, ouijas, libros de brujería, muñecos vudús y hasta escobas.

Pero además de todo este turismo temático que el municipio se ha encargado de promover, y el pueblo ha sabido aprovechar, también es posible desviarse de este circuito para visitar las tumbas de las mujeres y hombres ejecutados durante la persecución. Y darse un momento para la reflexión, ya que más allá de las creencias religiosas y la diversión que algunos puedan experimentar, no se puede olvidar que Salem fue escenario de injusticias, en donde la ignorancia e intolerancia fueron las encargadas de ‘poseer’ a una sociedad.

Wp-puente-caminante-450

El origen de Halloween se remonta a la cultura celta, para quienes el 31 de octubre era el último día del calendario, fecha en que se celebraba la cosecha y fin del verano con la fiesta de Samhain. Los celtas estaban convencidos de que durante esa noche las almas de los muertos vagaban por las calles, y para ahuyentarlos encendían fogatas y algunos se camuflaban con pieles y máscaras. Como costumbre en algunas comunidades se dejaba comida fuera de las casas, se encendían lámparas y se realizaban sacrificios humanos y animales.

A finales del siglo XIX llegó a Estados Unidos una gran cantidad de inmigrantes de este origen, y a pesar de que los católicos trataron de evitar que se propagara esta especial celebración, fijando el día de víspera de todos los santos para la misma fecha, el 31 de octubre terminó siendo conocido como la noche de brujas en todo el mundo.

Wp-cafe-450

Respecto de la palabra Halloween, simplemente es el diminutivo de la frase ‘All Hallows Eve’ que significa víspera de todos los santos.

Durante octubre Salem tiene una programación especial en espera de la noche de brujas. Hay teatro, películas de terror, fiestas de disfraces y de zombies, ferias temáticas, mercados de magia, y un festival de vino y cerveza para quienes quieran degustar distintas cepas, entre otras actividades destacadas.

El día 31 de octubre y para finalizar a lo grande se realizarán rituales de magia, crucero de disfraces, música en vivo, tours de visita a las casas más antiguas de la ciudad, y por supuesto un final de fuegos artificiales para despedir uno de los acontecimientos más importantes del país.