Un crudo y devastador invierno cambió el destino de Miami. Corría el año 1894 y una gran helada destruyó completamente la producción agrícola de la zona sur de EEUU. Los únicos que sobrevivieron fueron los cultivos del sector de Florida. Julia Tuttle, una visionaria agricultora de cítricos aprovechó el momento para convencer al co fundador del ferrocarril Standar Oil Henry Flagler, que extendiera la línea costera oriental de Florida hasta la localidad de Miami, en ese entonces un pequeño pueblo cubierto por pantanos.

Hoy Miami es la capital internacional de los cruceros por donde pasan cada año más de 4 millones de turistas, rankeada como una de las 10 mejores playas del mundo por la revista Travel and Leisure…

Al parecer los canastos repletos de jugosas y dulces naranjas que la señora Tuttle le envió surtieron efecto. El tren finalmente llegó. Así el 28 de julio de 1896, Miami obtuvo el título de ciudad con una población de 300 personas. Julia construyó el primer hotel de lujo dando el impulso inicial a lo que cien años después se convertiría en el polo de turismo mundial.

Hoy Miami es la capital internacional de los cruceros por donde pasan cada año más de 4 millones de turistas (2011); rankeada como una de las 10 mejores playas del mundo por la revista Travel and Leisure (2013), número 1 en destino para año nuevo por Travelocentro; top 5 en clubs de lujo a nivel internacional, y catalogada como una de las 10 mejores ciudades para las citas por ¡Yahoo Travel (2012), entre otras nominaciones.

Al parecer ese mismo tezón de Julia Tuttle quedó grabado a fuego en los habitantes de esta ciudad. Miami ha sabido reinventarse, superando desde huracanes hasta depresiones inmobiliarias.
Su oferta es cada vez más sofisticada y novedosa. Según el Greater Miami Convention & Visitors Bureau, hoy la ciudad vive un boom de hoteles y spa de lujo y su oferta de boutiques ha crecido junto con atractivos sectores dedicados al arte, con lo mejor del diseño mundial. Una nueva mirada de Miami para revisitarla con otros ojos.

HOTEL ULTRACHIC

Wp-Miami-290
Una cosa tenemos clara: The Delano es el hotel para ver y dejarse ver. Pura filosofía madonniana. En pleno Collins Avenue de Miami Beach, rodeado de restoranes, tiendas y al lado de la playa, se encuentra el hotel de la cadena Morgan.
Los espacios principales fueron decorados por el destacado diseñador Philip Stark logrando ese ambiente mágico casi surrealista con muebles de grandes dimensiones, telas que cuelgan del techo, columnas, espejos y lámparas de estilo moderno y vanguardista que parecen sacados del libro Alicia en el país de las maravillas.

Las piezas son de color blanco, puro y al entrar, casi suspendida en la pared, una manzana verde, sinónimo de bienestar.
El restorán Blue Door, del que es copropietaria Madonna, es el punto neurálgico, lleno de modelos y jóvenes salidos de un guión de película que se codean con verdaderas estrellas del cine como Jamie Foxx, Lindsay Lohan, Queen Latifah o Justin Timberlake.

La piscina exterior con música clásica bajo el agua que durante la noche se cierra para sofisticadas fiestas VIP, las zonas de meditación y el spa del último piso son otros de los ‘musts’ del Delano.

EPIC, EL MÁS GRANDE

Wp-Miami-290-3
En Chile la cultura del crucero está pegando fuerte y en los chilenos la moda de viajar sin maletas y descansar y entretenerse a bordo mientras arriban a una paradisíaca isla, se ha ido especializando. tanto así que saben demandar calidad.

La Norwegian Cruise Line lleva 45 años en el rubro, e innovó con su concepto de freestyling cruises permitiendo a sus pasajeros más libertad y flexibilidad. El mayor y más emblemático es el Norwegian Epic, que empezó a operar hace tan solo 3 años. Es una verdadera ciudad flotante con 329 metros de largo y 19 pisos de altura, ofrece cabinas familiares y de extralujo en un sector privado, además de 20 restoranes, desde el Ice bar —con varios grados bajo cero y en el que hay que entrar con abrigos especiales— hasta los franceses y japoneses con chefs de calidad internacional. Su sello es la entretención con shows de la talla del Blue Man Group, Cirque Dreams, bowling, discotheques, casino y spa —los más grandes de alta mar— y además es la línea oficial de Legends in Concert y de Nickelodeon.

SPA DE OTRO MUNDO

Llegar a Miami e internarse en un hotel al borde del mar con un spa considerado uno de los 10 mejores y más completos por los lectores de Tripadvisor y votado como el mejor destino por los amantes de los spa en la revista Travels and Leisure (2012) puede ser un verdadero descubrimiento.

Canyon Ranch Hotel &Spa es un resort en pleno South Beach que no sólo ofrece un completo servicio de descanso por sus amplias suites sino atención de salud integral dirigida por médicos, nutricionistas, acupunturistas y fisioterapeutas que realizan planes individuales a la medida de cada visitante.

La cocina del hotel en el café The Cabana sigue la misma filosofía y los platos son todos muy gourmet pero saludables, orgánicos y en la carta aparecen las calorías de cada preparación.
Si se quiere bajar de peso, controlar el colesterol o simplemente relajarse y recuperar energía, las actividades e instalaciones del Gran Canyon están pensadas para eso. Hay desde Tai Chi, terapias acuáticas, yoga, Qi Gong, boxeo, ballet, caminatas por la playa, masajes Thai y el plato fuerte es el Spa Aquavana.

Un oasis de terapias termales, una experiencia con aguas curativas que se inicia con un suave sauna, luego continúa con una tibia ducha llena de sonidos y colores…

Un oasis de terapias termales, una experiencia con aguas curativas que se inicia con un suave sauna, luego continúa con una tibia ducha llena de sonidos y colores a elección que nos transportan a una jungla con tormentas tropicales o a un bosque con una suave brisa y relajantes sonidos de aves.

El ritual no termina ahí. La sala de aromaterapia espera y los colores invitan a desconectarse. Luego, un sauna más intenso para ya más relajados pasar a una ducha de hielo y brisa polar que activa los sentidos y los músculos. El stress ya se ha ido y nos hemos desconectado. Caminamos más lento. La experiencia prosigue en un jacuzzi con hidromasaje y finaliza en una reposera donde una delicada asistente —que nos ha acompañado en todo momento—nos cubre los ojos y el cuerpo con unas suaves toallas blancas que nos transportan a una sensación de bienestar absoluto, único.

LOS AÑOS GLORIOSOS

Declarado patrimonio histórico por el condado de Dade, el hotel Biltmore es un fiel reflejo de los opulentos años dorados norteamericanos. En 1926 se inauguró y con ello se cumplió el sueño del millonario y urbanizador George Merrick, que quiso hacer de Coral Gables un área residencial. El hotel se construyó con estilo mediterráneo renacentista, y la torre que lo caracteriza es una réplica del campanario de la Giralda de Sevilla. La pasión de Merrick por todo lo hispano le valió una medalla otorgada por el rey Alfonso XIII de España.

Impacta su extensión, 61 hectáreas con exuberantes y tropicales paisajes. Sinónimo de elegancia y sofisticación, rápidamente atrajo la atención de figuras del mundo social, de la política y del cine. Judy Garland, Ginger Rogers, las familias Roosevelt y los Vanderbilts, el duque de Windsor y Wally Simpson eran visitas frecuentes que participaban en galas fastuosas.

Impacta su extensión, 61 hectáreas con exuberantes y tropicales paisajes. Sinónimo de elegancia y sofisticación, rápidamente atrajo la atención de figuras del mundo social, de la política y del cine.

Se dice que en la época de la prohibición en los años 20 los gángsters y apostadores se reunían a beber en el piso 13, conocido como Evergales Suites. Al Capone era uno de los asiduos asistentes. Acaloradas discusiones e incluso asesinatos comentan se habrían producido ahí, como el de Fats Walsh, cuyo fantasma seguiría rondando por los añosos pasillos del hotel.

Su piscina de 2.130 metros cuadrados rodeada de imponentes columnas, es una de las más grandes construidas para un hotel. En los años 20 se hacían concurridas competencias de nado sincronizado. Ahí entrenó Esther Williams y también hizo clases de natación Johnny Weissmuller antes de convertirse en el célebre Tarzán.
Tiene 10 canchas de tenis y su campo de golf de 18 hoyos diseñado por Donald Ross, fue remodelado en el 2007, transformándolo en uno de los lugares más atractivos de la ciudad.

WYNWOOD WALLS

Gigantescas caras con ojos expresivos, llamativos dibujos que se aprecian desde lejos, budas, símbolos religiosos, mensajes políticos, expresión total… en fin la esencia del graffiti se siente y huele en cada calle de la zona Wynwood Walls en el distrito del mismo nombre de Miami.

Creado por el conocido “reactivador urbano” y placemaker Tony Goldman en 2009, mientras buscaba algo grande con lo que transformar esta zona, repleta de almacenes en desuso y que ya se la estaba comiendo la marginalidad y la violencia callejera. Su idea fue sencilla e ingeniosa para la enorme cantidad de edificios vacíos sin ventanas, todos ellos serían un gran lienzo para reunir a las mejores obras de arte urbano.

Su deseo era captar más atención y generar respeto hacia el movimiento y género —el graffiti— que él consideraba estaba infravalorado históricamente. Y de paso, mejorar el ambiente de esta zona.
En el 2010 y 2011, Goldman siguió creando, esta vez fue el turno del espacio Wynwood Doors, varios metros cuadrados de puertas metálicas que se enrollan (algo así como puertas de garaje), las cuales son intervenidas por el exterior e interior.
Wp-Miami-290-4
En el proyecto han participado exponentes del arte callejero de Brasil, EEUU, Japón, Francia, Portugal, entre otros y el barrio ya tiene una serie de tiendas de diseño, restoranes, pubs y cafés que convocan a decenas de visitantes que los recorren especialmente durante el día.

Un sector atractivo es el galpón de Peter Tunney, quien realiza obras de gran tamaño con coloridas intervenciones y frases como “We live in a beautiful world” o “The Time is always now”. Junto a éste un café con jugos y comida orgánica. Todo muy cool.