Grandes ciudades, arquitecturas diversas y entretenidas, enormes edificios y rasca cielos, una impresionante diversidad gastronómica y un mix cultural.

Las capitales Malasia y Singapur respectivamente funcionan como puerta de entrada al continente asiático para varios países del mundo. Aunque reconozco que no es mi parada favorita sí vale la pena conocerlas, son un buen reflejo de todo Asia. Para los amantes de las grandes ciudades, malls y buena comida ambas ciudades se pueden convertir en pequeños paraísos.

Wp-esculturA-450-2

Tanto en Kuala Lumpur como en Singapur es impresionante el mix cultural que hay, reflejados en la cantidad de lenguas, comidas, religiones, razas y estilos diversos que están latentes en las calles.

Ambas son ciudades desarrolladas y costosas, se disparan de los precios promedios del resto de Asia. No puedo dejar de mencionar todo lo que me impresionó la “industria del lujo” en estas ciudades. Simplemente son llamados malls de lujo y claro que sí, en cada piso hay un tipo de exhibición distinta: Porsche, relojes y joyas de diamantes, además de sus tiendas Hermés, Chanel, Louis Vuitton, Prada, Fendi, Ermenegildo Zegna, entre otras más que se dejan caer impresionado con facilidad en Malasia y Singapur.

El “deber de gastar” ha ido penetrando fuerte entre los singapurenses, quienes me contaban que desde que estudian, trabajan part-time para juntar plata y gastarla. Ellos mismos reconocen que existe una presión social muy alta por el consumismo, una manera de medir su éxito es demostrando cuanta plata tienen, y eso los lleva a gastar en lujosas marcas.

Wp-puente-450

Singapur no sólo es conocido por ser el país más pequeño del Sudeste Asiático, moderno y realmente limpio, sino además porque desde su independencia con Malasia en la década de los 60 ha tenido un crecimiento económico sólido que lo ha posicionado entre los más poderosos del continente, integrando la lista de los llamados “Los cuatro tigres asiáticos”: Corea del Sur, Hong Kong, Singapur y Japón.

Tour Gastronómico:

En Kuala Lumpur y Singapur es imperdible ir a todos los mercados de comida, la mayoría están en la calle, la variedad es enorme y los precios son muy accesibles para todo tipo de bolsillo. Entre una cuadra y otra te pierdes entre la comida malaya, china, india, tamil y japonesa.

No puedo dejar de recomendar que prueben “Chilli Crabs” y “Steamed Egg Crabs“, son los mejores platos de comida que he comido en todo mi viaje, realmente deliciosos. Un dato más: si te hacen elegir el género de la jaiba, hembra es la opción.

Wp-comida-de-noche-450

Qué hacer:

Kuala Lumpur:

  • Visitar las petronas, tener claro que subir es muy caro, pero vale la pena conocerlas desde abajo si es que no quieren gastar plata en eso. Tienen 452 metros de altura, son realmente imponentes.
  • Batu Caves, queda un poco alejado de la ciudad y merece la pena tomarse el tiempo para ir.
  • Tomarse el sky train y ver la ciudad desde arriba durante el día.
  • Ir a alguno de los cientos de bares que hay en los techos de los edificios o en las alturas, generalmente exigen buena vestimenta y todos están sobre el piso 30.
  • Hacerse masajes de reflexología.
  • Ir al mall de lujo aunque sea a conocer.

Wp-gold-450

No alojar en el “Travellers Palm“, tuvimos una muy mala experiencia. Una amiga de Chile nos fue a visitar al hostal. A las pocas horas llegó la policía a detenernos porque la dueña los había llamado. Supuestamente estábamos quebrantando las reglas del lugar, no se permitían visitas, al final no pasó nada gracias a que la policía era comprensiva y sensata pero de todos modos pasamos un muy mal rato.

La ciudad –capital– de Singapur:

  • Recorrer toda la zona del Marina Bay.
  • Ir a comer al Little India y Chinatown.
  • Ir a tomarse un trago al River Side, Clarke Quay.
  • Visitar los jardines botánicos
  • Subirse a la rueda de 165 metros que te da una vista panorámica de la ciudad, tiene un costo de 30 USD.
  • Zouk, es una discoteque muy famosa y moderna, que vale la pena conocerla.

Wp-singapur-450

Quiero destacar que algunas de las actividades de Singapur no estén dentro del presupuesto de un mochilero, pero de todos modos vale la pena conocer estas ciudades cosmopolitas que se han ido acomodando a toda la raza humana, el mix cultural lo hace muy interesante y la convivencia es muy sana.

Un lugar bueno, entretenido y barato para alojar es en “Little Red Dot”.

Comentarios

comentarios