Cuando nos hablan de Indonesia de inmediato pensamos en Bali, pero la verdad es que es muchísimo más que eso. Miraba el mapa de Indonesia y no sabía por dónde partir, tenía ganas de ver todo. Me llamaba la atención las islas Molucas, Banda, Java, Timor, el sur de Sumatra, pero lamentablemente no había tiempo para todo así es que partimos hacia el este y me encontré con increíbles maravillas que me harán volver a Indonesia varias veces más.

Wp-barquitos-450

Lombok

Queda cerca de Balí y es completamente diferente, la tierra es más árida y las playas enormes, el turismo está concentrado sólo en 4 cuadras, después no hay nada. Lombok es una isla de religión musulmana, por lo que despertarse con rezos a las 4:30 de la mañana es parte de la esencia de esta isla.

Perderse andando en moto por Lombok es altamente recomendable, los caminos son de asfalto llenos de hoyos y muy selváticos, y entre 5 a 10 kilómetros encuentras playas realmente maravillosas y de arena blanca.

Lombok sigue siendo un olimpo para los surfistas, pero como el acceso no es fácil hay menos gente lo que lo hace conservar la magia del lugar.

Wp-atardecer-450

Gili Trawangan: Pubs, restaurantes y fiestas

Un lugar que nunca volvería a visitar. Me imagino que hace 15 años atrás debe haber sido un pequeño paraíso, pero hoy se convirtió en el edén de los turistas jóvenes que van en busca de emociones baratas. La isla está bastante sucia y venida a menos, las playas son bastante angostas y no tienen nada que envidiarle al resto de Indonesia. Una actividad que recomiendo para quienes tengan ganas de visitar las famosas “Gilis” es dar la vuelta a la isla en bicicleta, quizás ahí pueden encontrar lugares menos congestionados y más limpios.

Wp-buceo-450

Flores: Volcanes, buceo, playas y dragones.

La Meca del buceo. Un par de restaurantes, un par de hoteles y cientos de centros de buceos. La isla de Flores es conocida por sus jardines de corales y su increíble fauna marina. Los amantes del buceo de todas partes del mundo llegan hasta Labuanbajo, la capital de Flores, para subirse a un barco de buceo donde alojan, comen y bucean por diferentes puntos entre medio de todo el Parque Nacional de Komodo, también famoso por sus dragones.

Los dragones de Komodo son animales prehistóricos que habitan en Indonesia y con facilidad se pueden ver en la Isla de Rinca y Komodo. Este atractivo hace que muchos turistas lleguen al año a visitarlos. Para ir a ver los dragones hay que ir con un guía, una mordida de dragón puede ser mortal y son carnívoros.

Wp-reptil-450

 Además, esta isla es conocida por su cantidad inmensa de volcanes, por lo que los amantes del trekking también llegan hasta este lugar aunque no sea para bucear.

Timor y Rote

Timor, famoso por sus textiles, necesitaba un trato especial con el avión y una maleta tipo Mary Poppins para simplemente comprármelo todo.

En cuanto a Rote no tengo palabras para describir lo mágico de esa isla que queda tres horas al sur en barco desde Kupang (Timor). En rote el terreno es árido casi volcánico, pero con cientos de palmeras, el desarrollo no ha pisado la isla, de hecho, no vi un solo cartel de publicitario. Apenas está desarrollado el turismo, hay unos cuantos hostales que incluyen las comidas porque no hay restaurantes.

Wp-palmeras-450

Rote es católico, se ven varias grutas y crucifijos por la isla. También hay tumbas en los jardines de las casas, como no hay cementerios entierran a sus familiares con ellos.

El buceo en la isla es indescriptible, con media hora de snorkelling puedes ver una increíble fauna marina. También hay varios sectores para surfear.

Para todos los viajeros que quieren disfrutar de un lugar virgen, natural, con una cultura bastante intacta, sin televisión y sin conexión a internet, Rote es el lugar perfecto.

Wp-mantaraya-450

Sumbawa: Famosa por sus olas. 

Otra isla más pero con su propia identidad. Ésta es musulmana y no se robó mis encantos. La gente a diferencia de los otros lugares de Indonesia era descortés, poco cálida y los hombres poco confiables, por lo que siempre había que estar teniendo más cuidado que el habitual.

Wp-doite-450

Es difícil de explicar y describir las cosas que uno siente por intuición, pero en Sumbawa sentí un aire, una onda, una energía que no me gustaba. Este ha sido el único lugar de todo mi viaje que he tenido esa sensación.

No puedo dejar de mencionar que la pobreza que vi en Sumbawa me llamó muchísimo la atención, incluso más que en sectores de la India. En esta isla logré entrar a algunas casas hechas de retazos de nylon y palos de madera.

Wp-camila-450

Por una parte, me dio satisfacción haber podido ver esa realidad y tomado el tiempo para hablar con los locales y ver sus casas. Pero por sobre todo, me llevé una gran tristeza por esa gente y el futuro de esos niños.

Para conocer Indonesia entero me faltaron a lo menos dos meses más. Sin duda es un país al que volveré, tiene muchísimas actividades y está lleno de tesoros que atraviesan desde el impacto de la fuerza de la naturaleza hasta la cultura e identidad de cada isla.

Comentarios

comentarios