El sur de Chile puede vivirse de diferentes maneras. Relajarse en las playas de los lagos o aprovechar su naturaleza exuberante y vivir experiencias outdoor

Hoy Chiloé  se ha posicionado como uno de los destinos más atractivos de turismo aventura  con rutas ideales para los deportes extremos.  Así que, dejamos los cerros de Santiago y partimos, invitados por Adidas Outdoor, al fin del mundo a aprender kayak en los fríos lagos, hacer trekking por verdaderos bosques de arrayanes y cabalgar bajo la lluvia.  Cambiamos el calor y smog por aire puro y adrenalina.

Un buen trueque. Pero para una amateur el desafío es grande. 

El avión estaba full, había mitad de chilenos y mitad de extranjeros, todos equipados para el frío e incierto clima del sur. Después de 25 minutos de vuelo, llegamos al aeropuerto de Mocopulli –ubicado en la comuna de Dalcahue a 20 kilómetros de Castro– y nos acompañó un sol radiante, al bajar del avión sentí ese golpe de aire frío en la cara. Mis pulmones me lo agradecieron. 

wp-450-chiloe2

Tanto en invierno como en verano se practican deportes extremos en Chiloé. Una tendencia que comenzó hace cinco años y que se ha incrementado con la apertura del aeropuerto desde 2012, según cuenta Sebastián Osben, el instructor de Palafito Trip del Parque Nacional Chiloé.

 Durante la temporada de junio a septiembre, la mayor cantidad de turistas son extranjeros que están acostumbrados a temperaturas mucho más bajas que las de Chiloé y durante el verano, las ventas de paquetes turísticos del Parque Nacional aumentan en un 60 por ciento con la visita de casi 50 mil chilenos. Trekkings hacia Punta Pirulil, Cole-Cole y el sendero Tepual para recorrer en casi diez horas de caminatas en intensidades media y alta, cabalgatas por dunas y kayaks por los lagos Cucao y Huillinco, son parte del panorama preferido de quienes llegan durante la temporada de verano.

wp-450-chiloe3

El viaje hacia el hotel –ubicado en el centro de Castro–, fue un sueño. La selva valdiviana es la gran protagonista del archipiélago de Chiloé —entre los que destacan el arrayán, el pangue y el roble—, se constituye en una de las principales postales de la zona, que comprende a la isla Grande y otras islas e islotes en un total de 9.181 km teñido de verde en invierno y en verano. De vez en cuando se ve una casa, pues son kilómetros de distancia entre cada una. 

Mi mente ya no piensa en el desafío que me esperaba. Tomaba fotos como cualquier turista. Sin embargo, fue cuestión de tiempo para que me acordara del objetivo del viaje. Llegamos, luego de una hora de recorrido y de varias colinas de la Cordillera de la Costa, al Parque Nacional Chiloé. 

wp-450-chiloe4

A esas alturas, el frío que sentía era sólo de ansiedad y expectación. Es que para los santiaguinos debutantes en el mundo outdoor fue necesario  una capacitación no sólo de los códigos y seguridad sino de los equipos y la ropa que debíamos usar para sentirnos cómodos y a la vez protegidos. 

A estas alturas ya hay mucha variedad y tecnología en el mercado. “La ropa de la nueva línea de Adidas Outdoor por ejemplo cuenta con al menos tres capas de protección necesarias para realizar deporte aventura. La primera está hecha en base a la cocona, una fibra que viene del coco y que hace que la sudoración se evapore más rápido de lo normal para evitar los malos olores. La segunda cuenta con la tecnología Primaloft, un aislante térmico que mantiene el calor bajo condiciones húmedas”, la brand marketing manager de Adidas Outdoor, Alejandra Bareyre, asegura que este tipo material se diferencia de las plumas porque estas últimas “pierden sus propiedades de aislamiento al mojarse”. Finalmente, la tercera capa consiste en prendas ClimaProof que resisten hasta 10 columnas de agua, “se crea una barrera protectora contra viento y agua. Al mismo tiempo, libera la transpiración” y agrega, “es ideal que no sean de algodón para que no retengan la humedad”. Debido a la alta exposición a los rayos UV  estas capas cuentan con protección de UV+50.

Las zapatillas son clave, deben adherirse bien a las superficies y dar seguridad para evitar torceduras. “Las zapatillas de esta línea outdoor cuentan con un compuesto llamado stealth, que en un principio fue utilizado para la escalada en roca y que hoy Adidas incluyó en su tecnología de calzado. Es agarre insuperable”, explica Camila Wolfson, la merchandising manager de la marca. 

wp-450-chiloe5

Un trekking por el bosque de arrayanes hacia la costa fue el precalentamiento de la aventura outdoor. Entre medio de los árboles caía un rocío de humedad que calaba los huesos, sin embargo, era un paisaje de ensueño y el cansancio se iba olvidando. Después de una hora y media de caminata llegamos a una playa y nos topamos de frente con el Océano Pacífico. La serenidad de los lagos ya no estaba, ahora se veían olas y la brisa marina se camuflaba entre el frío. Algunos esperaban ver a la Pincoya, “y más vale que esté mirando hacia el mar, para que así, vengan los buenos tiempos de pesca”, decía la guía turística. 

Pero todavía faltaba algo más adrenalínico. Horas más tarde vino la “experiencia” del kayak. “Es súper fácil”, decía Pangal Andrade, embajador de Adidas Outdoor –bicampeón mundial de kayak y ex chico reality– mientras nos explicaba cómo tomar el remo. Ya llevábamos más de tres horas de “vida outodoor” y hacía mi mejor esfuerzo por estar “a tono” con el resto del equipo. Aunque, reconozco que la coordinación para remar no es mi fuerte. El casco, el traje de agua, las botas y el chaleco salvavidas me hicieron sentir un poco más segura. Empezó a llover. Ya estábamos en la orilla del lago Cucao. Finalmente, partimos. Mientras remaba el agua entraba al kayak y lentamente me iba empapando. Pero la vista era privilegiada. No hay forma de visitar esos sectores del parque si no es así o en paddle surf, otra de las actividades más demandadas por los turistas. “Es uno de los paisajes más bellos, pero uno de los más ocultos”, decía Sebastián Osben, el instructor de Palafito Trip del Parque Nacional Chiloé.

wp-450-chilow

Más hacia el sur se encuentra otro de los tesoros del mundo outdoor de la isla, el Parque Tantauco, que cuenta con 118 mil hectáreas de terreno que albergan un sinnúmero de especies nativas en riesgo de extinción. En un contacto directo con la naturaleza, los visitantes pueden optar por la dificultad del trekking que quieran realizar según su experiencia deportiva. Tantauco cuenta con más de 150 kilómetros de senderos, los que van desde los 2 kilómetros con intensidad baja, en los que se pueden conocer puentes colgantes y lagos como el Yaldad y el Chaiguata hasta los 94 kilómetros de las caminatas de alta dificultad hacia Caleta Inio y Emerenciana, en las que los más arriesgados acampan entre medio de bosques milenarios durante casi 10 días sin comunicación alguna con el exterior.

Hay actividades, paisajes y deportes para todos los gustos.

Por eso, la geografía del archipiélago de Chiloé lo ha transformado en uno de los rincones únicos en actividades extremas del mundo. Sus colinas hacen que el trekking sea el favorito de extranjeros y chilenos. Por su parte, las corrientes marinas de sus costas, han convertido a las playas de Pinquién, Aldachildo y Arena Gruesa en el lugar preferido de muchos turistas para aprender y practicar windsurf. El surf y el canopy son otros de los must de la isla que, según el Servicio Nacional de Turismo, en 2014 transformó en uno de los destinos preferidos por los veraneantes con un 92,8% de ocupación durante el año pasado y para este 2015, se proyecta una mantención o elevación de la cifra y ya se corona como el nuevo spot de los amantes de lo outdoor.