El árbol flotante más grande del mundo está en Río de Janeiro —donde la festividad es tropical y al ritmo de la samba—, tiene 85 metros y más de 3 millones de luces y está certificado por el Récord Guinness como el de mayor dimensión sobre el agua. Ubicado en la laguna Rodrigo de Freitas desde 1996, acaba de dar inicio a las festividades de fin de año con un concierto y fuegos artificiales. Además se presentaron las mascotas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos 2016. Permanecerá iluminado hasta el 6 de enero próximo.

arbol450-2

Cada año en Vilnius —la capital de Lituania que data del siglo XIV— se instala un verdadero cuento de Navidad. En la plaza de la catedral se alza el árbol que es considerado el más bello de Europa. Con 25 metros y repleto de luces intermitentes, este año fue inaugurado el 27 de noviembre, con miles de turistas que viajan para el encendido. Junto a él hay un tradicional mercado navideño, una pista de patinaje sobre hielo y un tren que recorre las angostas calles nevadas al ritmo de villancicos.

arbol450-3

Y la Ciudad Luz no se queda atrás, el árbol de Galerías Lafayette en París, es siempre digno de estar en cualquier ranking. Este año las galeries insta a seguir los pasos de un pequeño robot que vive en el planeta Scopi. Bajo la cúpula aparece un inmenso árbol decorado con meteoritos de oro y plata. Para completar, una exposición de cascos de los Stormtroopers, personalizados por artistas franceses, animaciones y escaparates le rinde homenaje a la película Star Wars: el despertar de la Fuerza.