Desde que explotó el fenómeno Stranger Things en Netflix, Winona Ryder (45) y los integrantes más jóvenes del elenco han brillado en cuanta alfombra roja han pisado. La actriz que interpreta a Joyce Byers en la serie original de la plataforma online se ha convertido en la “abuela” del equipo, según contó a la revista Marie Claire del Reino Unido. “Millie Bobbie Brown (13) se burla de mí. Soy como la persona mayor que siempre está confundida en el set. ¿Snack chat? ¡Dame un trozo de eso!”, bromeó sobre la vez que confundió con un snack la aplicación de mensajería Snapchat.

Durante sus primeras cinco semanas en Netflix, Stranger Things fue vista por más de 14 millones de personas sólo en Estados Unidos, ocupando el tercer lugar de las series más vistas del 2016 de la firma americana. Esta producción cuenta la historia de Will Byers, un niño de 12 años que desaparece una tarde de otoño de 1983. Su madre, Joyce, comienza la búsqueda incesante junto al sheriff del pueblo, con la ayuda de los amigos de su hijo. En el transcurso se dan cuenta de que deben enfrentarse a una misteriosa organización gubernamental y una dimensión desconocida.

La gran mayoría de los aplausos de la primera temporada se los llevó Winona Ryder. Después de estar un tiempo alejada de las pantallas, la actriz —que alcanzó la fama con películas como Beetlejuice y Heathers— volvió en gloria y majestad en un rol protagónico y adulto, diferente a los que acostumbraba a interpretar. “Es muy reconfortante…”, dijo Ryder sobre el éxito del show. “No sé cómo será para la gente realmente famosa, pero sigo escuchando que algunas personas se disfrazan del personaje de Joyce”.

Winona Ryder confiesa estar agradecida de haber iniciado su carrera a los 13 años. “Si hubiera comenzado ahora, no sé si me hubiese convertido en actriz. Pero me preocupa la exposición que se tiene a esa edad”, dijo a Marie Claire, y aseguró que los niños del elenco parecen tener ese aspecto bajo control.

En esta serie se le reservó el papel de una madre preocupada. Como Ryder no tiene hijos, confesó que tuvo que pedirle consejos a su mamá para poder entender por el dolor que estaba pasando su personaje. “Le pregunté: ‘Si toda lógica te dice que tu hijo se ha ido, ¿te negarías a creerlo?’. Y ella respondió ‘Por supuesto. Si no lo ves, no lo crees’”. La actriz concluyó que el sentimiento era algo instintivo, por eso terminó llorando casi todos los días de rodaje.

El final de la primera temporada de Stranger Things dejó a los espectadores con intriga. El hijo de Joyce es encontrado luego de casi perderlo en el otro mundo.

La segunda entrega de la serie, que se estrenará el 27 de octubre en Netflix, promete mostrar cómo Will Byers se adapta a su antigua vida, a pesar del estrés postraumático que puede sufrir. Y un romance con un excompañero de clases se avecina para el protagónico de Winona Ryder.

Revisa aquí el último adelanto de Stranger Things