Una guerrera espiritual, esa es la nueva Megan Fox. Con 30 años recién cumplidos y un tercer hijo en camino, la actriz quiere dejar a la “sex symbol” atrás. Su personaje en Transformers, Mikaela Banes, la convirtió en un ícono de la sensualidad, pero ahora, casi 10 años después, se concentra en su rol de madre. “Mis niños no pueden separar aún lo que ven en la pantalla de la realidad”, explica. Es por eso que actualmente busca limitar sus participaciones a películas que sean de acción o familiares, y así dejar de hacer papeles tan “sugerentes”, como ella misma define. 

Toda decisión que toma es pensando en ellos: Noah, de 3 años, Bodhi de 2, y el nuevo integrante que se aproxima. De hecho, se acaba de mudar de barrio en Los Angeles por petición de este último. Fox estudia astrología y cree firmemente en las conexiones sicológicas, así que, aunque su bebé no pueda hablarle, se comunicaría de otras maneras desde su vientre. Para muchos, algo descabellado, pero Brian Austin Green la apoya y se sumó al cambio de casa. La pareja sigue conviviendo aunque en agosto del año pasado ella presentó una demanda de divorcio… Según los medios estadounidenses, la reconciliación está cerca.

Megan Fox se considera a sí misma una luchadora, ya que criar a sus hijos y trabajar al mismo tiempo le ha costado mucho. Sin embargo, la opción de dejar de actuar no pasa por su cabeza. Es parte de varios proyectos actualmente, y entre ellos está su regreso a la pantalla grande como April O’Neil, la periodista que ayuda nuevamente a Las Tortugas Ninjas en su secuela. La cinta acaba de estrenarse en Chile, y aunque Fox no lo quiera sigue dejando a sus espectadores embobados. 

fox2

—Eres una sex symbol desde hace muchos años, ¿cómo reaccionan los hombres cuando te conocen?

—Generalmente los pongo nerviosos, porque soy muy asertiva y directa. Muchos de ellos no están acostumbrados a eso. 

—¿Siempre has sido así? 

—Creo que esa siempre he sido yo. Incluso cuando niña, toda mi vida fui muy fuerte y asertiva. Desde muy pequeña me dicen que tengo una personalidad bastante masculina. Y de donde yo soy, las mujeres son distintas, como si fueran pequeñas y delicadas flores. Yo, en cambio, siempre he sido muy disparatada.   

—¿Qué crees que es importante que la gente sepa de ti?

—Para mí es importante hacerle saber a la gente que no soy una chica tonta. Soy muy inteligente, y no pasarán por encima de mí. Me encanta reír y divertirme con el resto, pero siempre he sentido que es necesario que haya cierto nivel de respeto. 

—Estudias astrología, ¿cierto?, ¿qué te atrae de eso? 

—Que revela la sicología interna de las personas, eso me fascina.

—¿En qué aspecto la secuela de Las Tortugas Ninja se diferencia de la primera? 

—Es mucho más alegre. Es más cómica y familiar. La primera era un poco más oscura. También, ésta fue más fácil de grabar, tenían todo muy bien preparado. Solamente había que llegar, no había nada que descifrar mientras se estaba en el set. 

—¿Trajiste a tus hijos al set de esta película? 

—No. No es un lugar divertido para los niños. Hay bordes afilados en todas partes. Y en realidad, quiero que mis hijos vivan su propia vida.

—¿Cómo va tu embarazo? ¿Es una ventaja o una desventaja ser una madre trabajadora en Hollywood?

—Es interesante: es más difícil ser una madre trabajadora en Hollywood. Simplemente, por las horas que tienes que estar en esto. No es un horario de 9 a 5. Usualmente es mucho más largo, y eso es lo que lo hace complicado. Mucha gente encargada de los tiempos no lo entiende. 

—Entonces, ¿estás diciendo que es una desventaja?

—Hasta cierto punto, sí. Sin embargo, solamente estás así de ocupada un par de meses al año. Luego, hay mucho tiempo en el que no estás trabajando. Por lo tanto, en algunos puntos es muy difícil, pero en otros es incluso más fácil. 

—¿Cuál es tu opinión de las madres trabajadoras en general? 

—Ser una mamá que trabaja es algo que rompe el corazón, porque quieres estar con tus hijos y estar lo más involucrada que puedas. Y eso no es realista en el mundo moderno, donde hombres y mujeres tienen carreras. No es posible simplemente quedarte en casa con tus hijos. 

—¿Alguna vez pensaste en dejar tu carrera para así quedarte en casa con tus hijos? 

—No, nunca querría dejar mi carrera o mi trabajo porque es parte de quien soy. Y mis niños quieren que sea yo misma. Es por eso que salieron de mí, en primer lugar. Ellos quieren experimentarme como madre, creo totalmente en eso. 

fox3

—Parece ser un balance muy fino… 

—Es una línea muy fina en la que se camina. Puede ser una desventaja si eres una persona súper ambiciosa que quiere trabajar mucho. 

—¿Estás buscando un trabajo que te mantenga cerca de tu familia, como el que tuviste con tu participación en New Girl

—Claro, esa fue una razón. Era donde yo vivía, lo que lo hizo mucho más fácil para mí. Y además, creo que el show es realmente gracioso. Tengo un sentido del humor extraño, así que si algo me hace reír, siento que debo hacerlo de todas maneras. 

—¿Ya terminaste tu proyecto Zeroville

—Sí, terminamos. Es un proyecto junto a James Franco, basado en un libro. Mi personaje es una actriz narcisista y un poco bipolar. Tiene demonios, y tiene un hijo al que está despreciando. El espectador ve cómo esa mujer se desintegra en la película. Pero James le infunde algo de humor. En el libro es una latina, pero en el libreto de la cinta no hay español. Si lo hubiesen necesitado, yo habría aprendido. Y bueno, James, por su parte, es muy talentoso y muy, muy inteligente. Su cerebro está en muchas partes a la vez. No sé cómo lo hace… ¡pero pareciera que no duerme nunca!

fox4

—Si no te molesta que pregunte, ¿cuánto trabajas al año? 

—Generalmente hago dos películas al año. Eso se traduce en seis meses de trabajo. En cambio, hacer un programa de TV toma mucho más tiempo. Es por eso que me gustaría participar en un show por un rato, pero luego volver a mi otra vida. 

—¿Pero harías un programa de televisión por una temporada completa? 

Supongo que lo haría… si es que llega el proyecto indicado, lo haría. Pero realmente tengo que quererlo. 

—¿Cómo combates el argumento de que la mayoría de las veces apareces en películas porque eres, ante todo, bonita? 

—No lo combato. Es lo que es. Si realmente me guiara por la opinión de otras personas, me sentiría presionada. Pero no lo estoy, y no me importa tanto. Siempre trato de desaprobar ese estereotipo, pero muchas veces te encasillan. 

fox5

—¿Cuál es tu objetivo principal cuando vas a trabajar? 

—Quiero pasarlo bien y disfrutar. Esa es la clave. Y si no lo estoy haciendo, con gracia caminaré a la salida. Sólo es un empleo.

—Al ser mamá, ¿te dan más ganas de ser parte de películas familiares como Las Tortugas Ninja

—Sí, y especialmente porque como mamá no quieres representar ciertos roles donde debes hacer cosas que jamás querrías que tus hijos vieran. Creo que los niños nunca deberían exponerse a ciertas actuaciones que otros hacen en pantalla. 

—¿Como qué?

—Por ejemplo, hay un proyecto de HBO que se centra en la vida de una prostituta. Y tiene imágenes de sexo muy gráficas. Son denigrantes para la mujer que da vida al personaje. Es casi pornográfico. Y eso es algo que no quiero que mis hijos vean nunca. Mis niños no pueden separar aún esas experiencias de la realidad.