Si no está grabando uno de los tres programas que conduce en Vía X, probablemente está con sus amigos en algún evento en Santiago, mientras se empapa de las últimas tendencias en moda, tecnología y vida social. Valeria Ortega (31) es extrovertida y relajada, personalidad que le ha permitido desarrollar una carrera como animadora y hacerse un nombre en las comunicaciones.

Se crió en Concepción y pese a estudiar diseño, la llamaron con tan sólo 19 años para participar en el casting de El gallinero (2007), un programa regional de contingencia juvenil. Le fue tan bien que congeló su carrera, vino a Santiago y se integró a las pantallas de Calle 7 (2009) en TVN. “Fue una época de mucho trabajo y sacrificio, pero viví mi propia película, me creí el cuento. Con el tiempo me di cuenta de que lo mío era la animación, es lo que me hace vibrar”, explica sentada en el Café Rita Roux de Vitacura. Después vino Cubox (2011), Bienvenidos (2011), y Quiero mi fiesta (2011) de Canal 13, trayectoria que le permitió consolidar su nombre en el medio. Hoy, está a la cabeza de You win, Un día X, y No puede más, una parrilla variada de Vía X, en donde muestra su versatilidad como conductora.

—¿Es muy difícil animar tres programas tan distintos?

—Es súper complicado, pero esa es una de las cosas buenas del cable, o de las nuevas plataformas, como YouTube. Tienes una capacidad más versátil. Hacer tres programas en la televisión abierta es imposible, menos aún abarcar tantos temas. Tengo que cambiar el switch todos los días, pero como son temáticas que normalmente consumo, no tengo que estudiarlas tanto y se me hace mucho más fácil.

_FPB8775

—¿De 
qué
 forma 
te 
conectas 
con 
cada
 uno 
de 
los 
programas?

­—En You win hablamos sobre tecnología y videojuegos. Llegué ahí porque también tengo mi lado gamer, claro que mucho más amateur, pero me gusta. Hoy en día a la gente le parece extraño que uno les dedique parte de su tiempo a los videojuegos, pero es algo súper normal y relajante. Un día X es un programa cultural, pero bien relacionado al mundo pop ochentero y noventero, que es la época en que yo nací y crecí, así que también me siento identificada. Por otro lado, en No puede más, cubrimos los eventos más cool de Santiago y eso me encanta.

Valeria tiene más de 120 mil followers en Instagram, plataforma que utiliza para mantener a sus seguidores informados. “Amo las redes sociales. Me hice Twitter cuando aún nadie tenía y en Instagram me muestro tal cual soy. La misma red social es una extensión de ti, y uno no es un robot, por lo que cuando el seguidor ve que a veces estás bien y otras mal, eso te hace más genuino”, explica quien continuamente sube imágenes desde los eventos o fiestas a las que asiste.

—La
 vida
 social
 es 
tu 
hábitat
 natural…

—Siento que el evento se transformó en un panorama para la gente de mi edad. Muchas personas se arman una agenda en torno a los eventos y eso es súper destacado, demuestra que en nuestro país la cultura social es importante. Igual satura, obvio, pero yo lo paso bien. Ahí coincido con infinitos conocidos, pero también grandes amigos.

—¿Cuáles 
son 
tus 
proyectos?

—Por el momento quedarme en Vía X. El canal, al igual que Zona Latina, está con hartas ideas nuevas, así que me proyecto allí. Pero claro, mi mayor sueño es poder internacionalizar mi carrera como animadora y conducir un programa de viajes más juvenil y chispeante que los que hay hoy en pantalla. Por mi personalidad siempre estoy buscando nuevos desafíos.