David Simon fue reportero policial antes de mandar el periodismo a buena parte y dedicarse a las series de TV.

El es el realizador de la mítica “The Wire” (HBO), considerada como un hito por los fans de las series. Allí Simon volcó buena parte de su obsesión por los excluidos del sistema, lo que vuelve a abordar en “Show me a hero”, de la mano del ganador del Oscar, Paul Haggis (“Crash”).

Y lo hace en esta miniserie sobre el alcalde de Yonkers, Nueva York, Nick Wasicsko (el genial Oscar Isaac de “Inside Llewyn Davis”, de Los Coen), del partido demócrata, con una promisoria carrera política por delante -ha sido elegido a sus 28 años- y que de pronto se enfrenta a una demanda del Departamento de Justicia que le obliga a construir viviendas sociales en un barrio “blanco”, so pena de onerosas multas.

Son los años ’80 y el tema racial ya no tiene que ver con la lucha de Martin Luther King por los derechos más elementales, sino con la inclusión, con lo que el asunto atañe no sólo a la población negra sino a los migrantes latinos y a los pobres en general.

La compleja situación no sólo es aprovechada por sus concejales enemigos y otros burócratas, funcionarios y activistas locales -el peor de ellos, Henry J. Spallone (el potente Alfred Molina)- sino que por su furioso electorado que se niega a la intervención de sus barrios. Wasicsko está en un zapato chino y él no es Francis Underwood.

Es más, “Show me a hero” es lo opuesto a “House Of cards“. Aquí no hay glamour por ninguna parte; lo que sí hay es el lado más pedestre de la política, ese que acarrea más amarguras y frustraciones que prebendas. Y al medio, un problema universal, que aquí se encarna en un asunto racial: el de la integración y segregación en las ciudades que han ido creciendo inorgánicamente.

“Show me a hero” fue realizada a partir del libro del mismo nombre de Lisa Belkin, basado en hechos reales.
La frase del título es de Scott Fitzgerald, y, completa, dice así: “show me a hero and I will write you a tragedy”. Muéstrame un héroe y te escribo una tragedia. Y es que los héroes de verdad son trágicos.

Wasicsko lo es y es un personaje que está en manos de uno de los más deslumbrantes, talentosos y versátiles actores que Hollywood nos ha brindado en mucho tiempo (Isaac es guatemalteco, de padre cubano, y es un músico, guitarrista, que estudió nada menos que en la Julliard School).
Su mujer es interpretada por la argentina Carla Quevedo (“El secreto de sus ojos”) y el elenco cuenta hasta con Winona Ryder (como una concejal) y varios secundarios relevantes, como Catherine Keener.

“Show me a hero” no es una historia liviana: es potente, compleja y muy tensa. Y como todo relato coral (la especialidad de Haggis) no siempre es fácil seguirle la pista a todos los secundarios. Lo fascinante es que por momentos se parece tanto a la realidad que a uno le dan ganas de ir a participar a algunas de las reuniones de concejo de su comuna (si son así de “animadas”…).

Cuándo: Este domingo HBO transmite, a las 22 horas, el cuarto capítulo de los seis de esta miniserie.
Dónde: Si no ha visto los anteriores, están disponibles en la plataforma HBO Go, que el canal dispone para los suscriptores que tienen contratado el paquete HBO Max.

Comentarios

comentarios