Los respetados Rayburn son dueños y administradores del idílico hotel con parque frente al mar de los Cayos de Florida, que levantaron hace 45 años cuando Robert (Sam Shepard) y Sally (Sissi Spaceck) eran una pareja de recién casados.

La comunidad se apresta a celebrarlos y son primera plana en el diario local.

Pero no es así como comienza “Bloodline”, un thriller sicológico construido a base de racontos, flashbacks y flashforwards, cuyo primer capítulo es tan oscuro y cargado de información a medio revelar como alegre y prístino lo son el entorno en que viven los Rayburn, y la fiesta para amigos y familia que han organizado.

Parte del relato es en off y lo lleva John (Kyle Chandler), un tranquilo policía con una bella familia, responsable, el hermano que soluciona los problemas. Kevin (Norbert Leo Butz) es el cascarrabias y Meg (Linda Cardllini), la hermana abogada, que vive hace cinco años con su pareja, aunque mantiene un amorío secreto con otro.

Pero hay un hijo pródigo, el mayor, Danny (Ben Mendelsohn), que es invitado a la fiesta por insistencia de la madre.
Nadie más parece querer que llegue, ni menos que se quede. Y Danny les da la razón: cada paso que da, sus silencios, sus vacilaciones, sus “malas juntas” hacen que no más aparezca en cámara uno se incomode. (Chloë Sevigny interpreta a la hermana de Eric, el amigo ex convicto de Danny).

La familia perfecta carga con dramas y heridas que han decidido obviar, pero que con la sola presencia de Danny irrumpen ya de manera irreversible.
El suspenso y la tensión no ceden; sólo nos dan algunos respiros.

El sol radiante se alterna con las lluvias inclementes en ciertas noches, como la metáfora que es la historia de los Rayburn. “No somos malas personas, pero hemos hecho cosas malas”, es la frase con que se anuncia la nueva serie.
Ninguno parece ser enteramente inocente y tampoco Danny es puramente una oveja negra. Hay historia detrás. Mucha historia.
Y usted la querrá conocer.

Serie: Bloodline
Estreno en Netflix: 20 de marzo.
Capítulos: 13

Comentarios

comentarios