Caras

Videos

#NicoleMorenoEnCaras

‘Fortaleza’. Esa fue la palabra que se tatuó en un hombro luego de salir de la clínica tras estar internada por un mes. El diagnóstico: depresión por estrés agudo. Hoy dosifica sus apariciones en las redes sociales y está concentrada en sus nuevos negocios, su familia y pololo, mientras espera detalles de una oferta para trabajar en el cine. “La mayoría era dueñas de casa estresadas”, dice sobre las otras pacientes que conoció cuando dormía y pintaba mandalas como parte de la terapia. Aquí, la persona detrás de Luli como nunca se ha mostrado.

Comentarios

comentarios