El humor no es lo que más abunda -ni en series ni en películas- básicamente porque la comedia es un género difícil de abordar.

En Netflix está la mítica Friends, pero hay otras series que, de las más variadas maneras son capaces de hacernos reír (un poco que sea).

- Grace and Frankie. Si hay dos mujeres opuestas esas son Grace (grandiosa Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin). Pero las vueltas de la vida ¡que pueden ser galácticas! las convierten en algo así como las últimas “mejor amigas”. Sus maridos son socios, les va muy bien, hasta que les salen con un “pastel” de notición. Juntas enfrentan un futuro incierto y descubren una nueva definición de “familia”, con risas, llanto, y bastantes anti-depresivos. Dos grandes actrices (muy premiadas gracias a esta serie) en cada temporada.

- Bonusfamiljen. (1 T) 10 episodios de 45 min. Comedia dramática sueca que se explaya de manera muy original acerca de las dificultades y peripecias de pertenecer a una “familia ensamblada”. Lo mejor: el matrimonio de terapeutas.

Rita. Esta desatada serie danesa tiene como protagonista a la incorrección en persona. Ella es profesora en una escuela, pero sus perfil calza más bien con la alumna problema: fuma en el baño del colegio, se la pasa seduciendo al director. Va contra todas las reglas, pero también es amorosa con sus alumnos y es amada por ellos.

- Club de Cuervos. Hermanos y rivales en una lucha feroz por manejar los hilos del club de fútbol que les dejó su padre. Cada capítulo es precedido por una frase de un futbolista ilustre y en cada uno de ellos van apareciendo más intrigas, asuntos pendientes y enredos que solucionar. A ritmo trepidante y estilo muy actual.

Jane the Virgin. (2 T). Una muy divertida comedia de enredos, una parodia aguda y graciosa hasta la carcajada, una telenovela en clave bufa.

- Master of None. (2 T) Dev (Aziz Ansari) persigue una nueva pasión en Italia; luego vuelve a la escena neoyorquina de las citas y lucha contra grandes interrogantes, mientras trata de reanudar su vida. Premiada comedia urbana.

- Doc Martin. Hay sola una temporada (la 8), pero no tiene importancia: cada capítulo por sí mismo. En un pintoresco pueblo británico a orillas del mar, donde todas las calles son estrechas y serpenteantes, se instala un cirujano eminente, que desarrolla una fobia a la sangre (entre otras muchas fobias que tiene). Llega a este pueblito de pescadores a reentrenarse como médico general. Es el lugar donde pasó sus días de fiesta en su juventud.

- Monty Python’s Flying Circus. Esto es un top one, un lujo. Una serie de televisión británica creada y protagonizada por el grupo de actores cómicos Monty Python que consta de 4 temporadas, con un total de 45 capítulos. Se basa en sketches breves con importante carga de crítica social, rozando, muchas veces, el absurdo total.

Comentarios

comentarios