Asumiendo que a Chile algunas nos llegan con retraso, esta lista incluye aquellas a las que tuvimos acceso este año —por cualquier vía—, aunque su data de producción sea muy anterior. El orden se parece a mis preferencias, pero algunas las habría declarado en empate.

Aquí va mi lista:

1. Fargo III. Noah Hawley supo recrear magistralmente el universo de los Hermanos Coen en las tres temporadas y alcanzó su cumbre en la última de ellas. Con Ewan McGregor y David Thewlis. En OnDirecTV.

2. Twin Peaks. El maestro David Lynch, después de años de haber colgado la cámara, acometió la audacia de continuar aquella serie mítica de los ’90 y armar una temporada 3 ¡delirante! (Solo para fans de Lynch). En Netflix.

3. Goliath. En la mejor tradición del cine negro, en esta serie Billy Bob Thornton y William Hurt despliegan sus mejores dotes histriónicas. En Amazon.

4. Alias Grace. Como para acercarnos al talento de Margaret Atwood, mientras esperamos que se aparezca en pantallas chilenas El Cuento de la Criada, esta serie, también basada en una novela de su autoría, es una introducción de alto voltaje. En Netflix.

5. Crisis en 6 escenas. Aunque ha entrado en la peor lista negra —la de acusados de abuso sexual— el legado de Woody Allen está y es real. Esta desopilante e incorrecta sátira es de lo mejor de su cosecha, aunque haya terminado hablando pestes de la TV, los productores o lo que fuera. En Amazon.

6. Trapped. De lo mejor del nordic noir, como se ha dado en llamar a las muy buenas series estilo cine negro procedentes de países del Norte de Europa. Un hit en el Viejo Continente, solo este año alcanzó nuestras costas a través de Netflix.

7. Merlí. Desde Cataluña, también con algo de retraso, esta entrañable comedia dramática sobre un singular profesor de filosofía, fue producida por la cadena barcelonesa TV3. (La incluyo aunque llegó a fines de diciembre de 2016). En Netflix.

8. Rita. Ya que estamos de profe y de nórdicos, esta desatada serie danesa tiene como protagonista a la incorrección en persona. En Netflix.

9. Mindhunter. Mezcla de slow-serie y policial duro, detrás de ella está un director con sello reconocible: David Fincher. En Netflix.

10. Big Little Lies. La miniserie que arrasó con los Emmy tiene momentos dramáticos sublimes y su estructura, que comienza con un crimen del cual no sabemos quién es la víctima ni el o la victimario/a, genera adicción. Nicole Kidman, Reese Witherspoon, Laura Dern, Shailene Woodley, Zoë Kravitz y Alexander Skarsgard conforman el apabullante elenco de personajes principales. Mucho que hilar. HBO.

11. The Crown. La historia de la Europa occidental del siglo XX a través del palacio de Buckingham no solo está perfectamente bien ambientada —un trabajo de arte y diseño admirables— sino que hilvana con pericia lo público y lo privado, los hechos reales con la ficción, en un bien logrado ejercicio de estilo. En Netflix.

12. Stranger Things. La entrañable historia de la inquebrantable amistad de un grupo de chicos vulnerables y nerds en los ’80 enfrentados a terribles secretos de corte fantástico, caló fuerte y con razón en el público. En Netflix.

MENCIONES HONROSAS

13. Atypical. Encantadora serie, que aborda con humor, realidad y las dosis necesarias de dramatismo, el pasar de un adolescente autista y su familia. En Netflix.

14. Bonusfamiljen. Esta comedia dramática sueca se explaya de manera muy original acerca de las dificultades y peripecias de pertenecer a una “familia ensamblada”. Lo mejor: el matrimonio de terapeutas. En Netflix.

15. The Sinner. Un muy eficaz thriller de USA Network que mezcla perversiones ocultas y retorcidos traumas. En Netflix.

16. 13 Reasons Why. De acuerdo: varios capítulos pudieron ser reducidos y editados drásticamente, pero nos tuvo conversando de suicidio juvenil durante un buen rato. A adultos y adolescentes. En Netflix.

LO QUE NUNCA DEBIÓ SER

1. Gypsy. ¿Buscando el lado salvaje o perdida en la niebla? Hasta Naomi Watts puede caerse ¿verdad? En Netflix.

2. Girlboss. Una lección de cómo contar muy mal una buena historia. Hasta los mejores ingredientes -el ascenso de una joven que escala de la nada en el siempre fascinante mundo de la moda- necesitan de un buen chef. En Netflix.

3. Santa Clarita Diet. Bueno. Si Ud. tiene estómago, puede que sea capaz de valorar el encanto de Drew Barrymore y la audacia de esta comedia. En Netflix.

Comentarios

comentarios