07:30 hrs: De lunes a domingo comienzo mi día… cuando suena mi alarma en la pieza de al lado que dice “Mamá lecheeeee”. Luego, un rápido desayuno familiar que siempre incluye jugo de pomelo, queso fresco o palta.

08:30 hrs: Dejo a mi hija en el colegio y voy a la práctica diaria de yoga… Después de la meditación, vuelvo al mundo real entre reuniones, trámites, lectura de prensa y poniéndome al día en lo que hay de nuevo en Twitter.

12:30 hrs: Paso a buscar a mi niña al colegio… y juntas vamos a mi entrenamiento personal en el parque del edificio en que vivimos. Allí me espera mi queridísima Rocío, quien se esfuerza día a día para mantenerme en mi peso ideal hace dos meses. Lento, pero seguro… ¡Ya verán!

14:00 hrs: A esta hora puede pasar de todo… Desde almuerzo con amigas, ensayos de teatro, reuniones creativas o grabación de algún programa, entrevistas, fotos…

17:00 hrs: En la semana, parte la reunión de pauta en Radio Candela… de mi programa 1,2,3 esta dupla es…, que hago con Kiwi.

20:00 hrs Termina el espacio de radio… y aparecen arrepentimientos de las cosas que conté cuando estaba al aire. Mientras, manejo y cambio de switch porque debo llegar rápido al teatro a actuar en la obra T.O.C. T.O.C. en el teatro Mori.

22:00 hrs ¡Qué miedo esta hora!… Sé cómo empieza mi día, pero no como termina. Puede ser comiendo con colegas actores en un boliche, en algún evento, pidiendo sushi con mi marido en la casa, entrando al cine o a un motel… ¿Por qué no?

01:00 hrs: Zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz.