En el siempre acogedor y elegante ambiente del Bar 100 grados del Hotel Ritz Carlton de Santiago, dialogamos con esta actriz, cantante, músico, productora y sobre todo, gestora de sueños, que tras varios años de seducir con su talento en la televisión, de manera paralela desarrolló una ascendente carrera como cantante. Un camino que no ha estado exento de dificultades y tropiezos, que hasta ahora ha logrado esquivar con mucha habilidad y paciencia. Aquí parte de esta conversación con Caras Web sobre su nueva producción, que apareció en circulación esta semana junto al diario El Mercurio.

¿Cómo nació la idea de La Consentida?

Tiene algo que ver con Alulú, el disco de villancicos que hice el año pasado y al que le dí un sello propio con arreglos folklóricos. Con ese disco que salió más bien familiar, dije ¿qué pasa si a la música del dieciocho, las cuecas y las tonadas, las llevó a un aspecto más familiar?
Busqué a Daniel Pezoa (Productor del álbum) que es un gran cuequero, él reunió a un grupo de músicos, pero con la gran diferencia que sumó mi voz que es más dulce, más suave. Además incluí niños al igual que en Alulú. La idea es que estas canciones puedan ser escuchadas todo el año y ojalá para cantarlas en familia.
Corriste varios riesgos al armar este disco ¿Extrañaste el apoyo de un sello?

El lado bueno de no tener tanto apoyo es que puedes hacerlo realmente como tu quieres, cuando hay mucho apoyo tienes que empezar a transar en la forma y en el color de la música
Tuve el apoyo del sello musical Feria , pero les dije espérenme que este disco quiero hacerlo de otra manera. Y así salió la opción de entregarlo a través de un diario (El Mercurio) para hacerlo masivo.
Creo que el no darle la responsabilidad a otro, te obliga a crear, no sólo en lo musical sino en la producción del álbum. Siempre digo que antes se hacían conciertos para poder vender discos, hoy se hacen discos para conseguir conciertos.

¿Cómo ha sido la reacción de la gente en los conciertos, con tu música o al verte cantar?

Me ha costado verle el lado positivo a esto de la actriz que canta bonito o a la actriz que canta. Como si yo cantara por hobby o en la ducha. De a poco me he ido ganando mi espacio, demostrando que soy músico y que se pueden hacer las dos cosas. En mi caso, los musicales me ayudaron mucho (el hombre de la Mancha entre otros); porque lamentablemente en este país se critica todo.La pregunta siempre era: ¿vas a cantar o actuar? y en los musicales quedó demostrado que era necesario que hiciera tres cosas, incluido bailar, entonces fue más aceptado.
En los conciertos que he dado junto a Valentín Trujillo y las invitaciones de Inti Illimani histórico, me he abierto el espacio y el derecho de ser cantante.
Muchas veces me han dado ganas de mandarme cambiar e irme a un lugar donde se valore que puedas cantar, bailar y actuar. Creo más en la gente que realiza sus sueños que en aquella que tiene grandes proyectos y nunca los realiza.

¿Cómo te ven tus pares, tanto actores como músicos?

Hay pares que son muy pares y otros que son muy impares. A veces algunos (músicos) me han mirado en menos, como la actriz que canta. Al mismo tiempo he tenido mucha acogida de otros músicos, es un poco de prejuicio. En el canto y en  la actuación hay mucha competencia, pero ya estoy acostumbrada.

¿Pediste consejos para grabar La Consentida?

¡Noooo!, soy bien porfiada parece, porque nunca pido consejo, me guío por mi intuición, siempre busco un buen productor musical. No pido orientación, sólo comento y le aviso a los amigos….
¿En qué basaste la elección de canciones para este trabajo?

Hice una lista yo, después una Daniel (Pezoa) y luego llegamos a un acuerdo, pero había algunas que tenía bien claras, como la tonada de Victor Jara ´Dos palomitas`, que es una canción que yo canté en el funeral de Juan Grau, un gran amigo que me dio muchos consejos en la vida.
Todas las canciones que están son clásicos, el ´Mata de Arrayán Florida` la canté en Olmué cuando yo recién empezaba en esto, hay una canción que es el Sombrero Huaso que habla de Manolo, que es además el nombre de mi perro y canciones de la Violeta como ´Que pena siente el alma`,  que es una gran melodía.
Busqué canciones conocidas pero que reflejaran lo que a mi me enorgullece.

Y el disco con canciones de Amaya Forch ¿viene pronto?

Es un proyecto a largo plazo, de chica escribía canciones, dejé de hacerlo y hace como dos semanas fui a comprarle cuerdas a la guitarra, me compré un cuadernito y estoy empezando a escribir mis primeros pensamientos.

´Soy lo prohibido` es un trabajo musical que te costó bastante ¿pensaste en  hechar todo por la borda?

No pensé en dejar ni de cantar, ni en dejar los boleros, pero sí en llegar con el disco hasta ahí. Él puso en duda el proceso que viví,  pero necesitaba editarlo. Hay un antes y un después , antes pedía consejo y me dejaba llevar por lo que dijera el resto, después de ese álbum ya no pido consejo invito a la gente a participar. Antes pedía mucho permiso, ahora menos.

¿Cansa golpear puertas a la hora de buscar recursos para producir cultura?

¡Uff! agotan las respuestas del tipo “nosotros por política de empresa no le regalamos nada a nadie”. Hace un tiempo le propuse a una empresa internacional de muchos recursos que compraran 500 discos de Alulú a un muy buen precio, para regalarlo a los jardines de menos recursos en Santiago. En ese disco las ganancias iban para una fundación. Y cuando me llegan esas contestaciones, pienso “paren el mundo que me quiero bajar”.

Si tu hija (Julieta) te comentara que quiere dedicarse a la música ¿qué le dirías?

Le daría todo mi apoyo, prefiero que sea músico a que sea una corresponsal de guerra. La ayudaría y le contaría como ha sido mi experiencia, le enseñaría a no tener los miedos que tuve yo, la motivaría para que se atreva a cantar y a escribir lo que quisiera, sin preocuparse de si está bien o no, si es inteligente o no , si es artístico o no. Le diría  que es mejor equivocarse que no hacerlo, incluso si quiere ser corresponsal de guerra…

Amaya tiene un brillo en los ojos cuando habla que es imposible de soslayar, quizás es esa mezcla de pasión y cariño por lo que hace, que logra transmitirlo en cada mirada y en cada palabra. Fueron muchas reflexiones interesantes las que compartimos en casi una hora de diálogo, los invito a ver íntegramente la nota en el video que acompaña este blog.  Hasta la próxima entrega.

>Revisa la entrevista completa:

 


Comentarios

comentarios