La energía de Kylie Jenner parece inagotable. Siempre busca más y lo encuentra. “Multimillonaria y magnate de los negocios junto al rapero más eléctrico del momento. ¿Cómo lo hacen Kylie y Travis?”, dice la fotografía compartida en Instagram por la revista GQ, cuya portada tuvo a Jenner y su pareja, el rapero Travis Scott, como protagonistas de su edición de julio.

La influencer del momento, con 111 millones de seguidores en Instagram, no da tregua a sus fanáticos ni a la prensa. Otra revista, Forbes, acaba de ubicarla en el tercer lugar de su habitual ranking de celebridades que más dinero ganaron el último año, además de anunciarla en la portada de su edición de agosto como la multimillonaria self-made más joven que alcanzará los 1.000 millones de dólares de fortuna personal.

Kylie Jenner, protagonista del reality televisivo Keeping Up with the Kardashians (que en agosto comienza su 15ª temporada) y dueña de la marca de cosméticos Kylie Cosmetics, ganó 166,5 millones de dólares en los últimos 12 meses, acumulando un patrimonio actual que Forbes estima en 900 millones.

Con un magnetismo impresionante, no es solo su vida sentimental la que se convierte en tema del día cada vez que ella lo permite, sino que lo mismo ocurre con las fotos junto a su hermana, la supermodelo Kendall Jenner, o las con su pequeña hija Stormi, que se viralizan con la misma instantaneidad.

En la entrevista de GQ, Kylie explicó el motivo por el que no se deja ver con su pareja públicamente: “Sé que a Travis no le gusta ser el centro de atención”, adujo la emblemática millennial. “Por eso siempre como pareja nos hemos mantenido lejos de la opinión pública. De hecho, si él tiene que ir a un evento nunca lo acompaño, prefiero que él haga en solitario lo que tenga que hacer”. Después de la portada de revista y de las fotos sexies, la influencer parece estar dejando atrás los misterios de su relación con el rapero que le robó el corazón.