Una niña linda y rubia corre por un bosque, primorosamente vestida de blanco. Alguien la conmina a que regrese. Se detiene. Tiene un cigarro en la mano y una mirada entre fría y desafiante.
Así abre el primer episodio de los 8 que conforman la sexta y última temporada de House of Cards que, como es de público conocimiento, borró a Kevin Spacey dejando en el trono a Robin Wright.

La quinta —producida y emitida antes del escándalo— ya había instalado a Claire Underwood en la Presidencia de Estados Unidos, pero con Francis detrás, aunque en una no muy clara posición.
Esta incertidumbre ayudó a replantear este final de serie aunque igualmente hubo que reescribir guiones y “matar” a Francis Underwood fuera de cámara.
Las versiones sobre su fallecimiento las conocemos de boca de Claire lo que, sabemos, no es garantía de verdad. “Está lo que uno lee y está la verdad”, como dice alguien por ahí.
Y es que en esta temporada el cinismo, la frialdad y las traiciones multidireccionales son lo que más abunda.

En sus 100 días de Presidenta, una mucho mas enigmática e imperturbable Claire adopta decisiones temerarias que desesperan a sus más cercanos y nos dejan en la incertidumbre a los espectadores. ¿Está tramando algo que no nos deja ver o de verdad está atrapada y es vulnerable?
“Los presidentes no pueden ser humanos. Amor o poder”.

LOS SHEPHERD

Aunque casi cada capítulo nos trae un flashback a la infancia o la adolescencia de Claire, en el primero hay más de un raconto. Algunas son escenas tan inquietantes como ciertos hechos del presente.

Además de reaparecer, de distintos modos y en diferentes circunstancias, personajes como Doug Stamper (Michael Kelly), Catherine Durant (Jayne Atkinson), la temible Jane Davis (Patricia Clarkson), Seth y Mark, Claire tendrá un par de potentes antagonistas: los elegantes y millonarios hermanos Annette y Bill Shepherd (Diane Lane y Greg Kinnear).
Amigos de infancia de Claire, tienen su propia agenda y son tan obstinados, inescrupulosos y seguros de sí mismos como la Presidenta.
Acá todos se muestran los dientes con tanto desparpajo como fineza.

LADY MACBETH

Como en temporadas anteriores hay episodios más flojos que otros —demasiada discusión política, confusas conspiraciones— pero no lo suficiente como para aflojar.
Hay también cadáveres que han sido dispersados a lo largo de la serie —y aquí continúan— cuya suerte no ha sido aclarada a lo largo de todo House of Cards (partiendo por la periodista Zoe Barnes, encarnada por Kate Mara). Y queremos saberlo.

Continúan las citas directas a Lady Macbeth, también a Sylvia Plath. De a poco vamos entendiendo que el poder femenino viene en serio en esta gran final. Ojo con el capítulo 5.

En Netflix
Desde el 2 de noviembre.
8 episodios de 52 minutos de duración. 

Comentarios

comentarios