Netflix seguirá mes a mes sorprendiéndonos de estrenos porque no está dispuesto a perder su sitial como el fenómeno de la década, ese que nos hizo cambiar nuestras costumbres y exigir ver todo en streaming, o sea, a la hora, el día y cuanto rato se nos da la gana.

Pero HBO tampoco piensa cejar y cada vez se supera más a sí misma como la gran productora de contenidos de calidad que viene siendo hace tiempo; ni Fox, que también tiene lo suyo.

Bien por nosotros los espectadores, a quienes se nos abre un abanico de posibilidades, sobre todo porque estos canales de cable también se las han apañado para ofrecer sus producciones en streaming.

ELENCO HOLLYWOODENSE

Este domingo 19 debuta en HBO “Big Little lies”, una serie con todos los ingredientes imaginables para concitar el interés de grandes audiencias.

Parte de esos “ingredientes” se relacionan con una tendencia que se viene registrando hace ya unos 5 años: la migración —o al menos el coqueteo— de estrellas de Hollywood hacia el formato televisivo.

Si hasta el ganador del Oscar, el director Steven Soderbergh (“Traffic”, “Erin Brockovich”) hizo para HBO esa extraordinaria película sobre Liberace, “Behind the candelabra”, con Michael Douglas en el mejor desempeño de su vida, secundado por un inolvidable Matt Damon.

“Big Little lies” no solo se basa en un best-seller (en chileno, “sandía calá”) sino que suma en su reparto a estrellas que están aún rutilando en Hollywood, como Nicole Kidman (desfilando por casi todas las alfombras rojas en esta temporada de premios gracias a “Lion”); la incombustible Reese Witherspoon; Shailene Woodley, heroína juvenil de la taquillera saga “Divergente” y de películas como “Bajo la misma estrella”, el “Love Story” de la generación millenial; y Zoe Kravitz (“Mad Max: Furia en la Carretera”). También están en el elenco Alexander Skarsgård (“True Blood”, “Tarzán”) y Laura Dern.

Estas “Pequeñas grandes mentiras” tiene en el centro a cinco madres que viven en un acomodado barrio de Monterrey, California, y cuyos hijos son compañeros de colegio.

El trío protagónico lo conforman Madeline Mackenzie (R. Whitherspoon), Celeste Wright (N. Kidman) y Jane Chapman (S. Woodley).

Allí se disfruta de una vida agradable, apacible, luminosa.

Hasta que se produce un crimen, que destruirá la armónica convivencia sembrando de desconfianzas las antes fluidas relaciones.

Pero no se trata solo de sensaciones (o percepciones, como en las encuestas de victimización): el crimen comienza a dejar al descubierto secretos bien guardados en el clóset o asuntos no visibilizados.

Violencia doméstica, acoso escolar, infidelidades van apareciendo en este idílico paisaje.

Porque, ya sabemos, nunca nada es tan primoroso y el mundo ideal solo está en las antiguas películas de Disney.

Los 7 capítulos (de 50 minutos de duración aproximadamente) fueron dirigidos por Jean-Marc Vallée (“Dallas buyer’s Club”, con Matthew McConaughey).

Por HBO, desde el domingo 19, a las 23 horas. (El primer episodio estará disponible a público general en HBO GO desde el 20 de febrero hasta el 21 de marzo).

Comentarios

comentarios