Glamour, suspenso y amor. ¿Qué más se puede pedir? También una espléndida ambientación de época, un escenario soñado -como el Palacio de la Magdalena en Cantabria- y el romance prohibido entre una bellísima heredera a punto de casarse y el guapo joven pobre que llega decidido a desentrañar un misterio.

¿Le suena a telenovela?
Claro. Es que eso es una BUENA telenovela.
Y la serie española “Gran Hotel” coquetea eficazmente con el género, tal como por lo demás también lo hace “Downton Abbey”, sólo que a diferencia de la serie inglesa, la española carga sus tintas al suspenso desde el capítulo 1.
Porque lo que echa a andar el mundo que gira en torno a los distinguidos Alarcón, dueños y administradores de la elegante y lucrativa empresa familiar, es la desaparición de una mucama, Cristina.

Preocupado porque ha dejado de recibir las cartas que regularmente le enviaba, su hermano Julio (Yon González) toma el tren hasta el pueblo de Cantalao, se apersona en el hotel y con astucia consigue un puesto de camarero.
Los Alarcón son ricos y elegantes, pero a diferencia de los Crawley, trabajan en su empresa. En esto no tienen nada que ver con los condes de Downton Abbey y su familia, que no tienen más ocupación en sus vidas que esperar que alguna fortuna refresque cada generación las arcas del feudo.
Es 1905 en España.

Julio aterriza en el Gran Hotel justo cuando la matriarca, doña Teresa -la mujer fuerte que maneja todo con mano recia y ojos de águila- inaugura la luz eléctrica en el recinto, en una gran ceremonia a la que seguirá una fiesta de gala. Oportunidad en que también anunciará el compromiso de su hija Alicia (Amaia Salamanca ¡qué belleza de mujer!) con Diego, el joven que ella ha elegido para la joven.

En realidad doña Teresa no tiene nada que envidiarle a Claire Underwood (“House Of cards”): fría y decidida, aunque de carácter mucho menos suave, las cosas se hacen como ella determina.

El Gran Hotel, como si fuera otro personaje más, guarda sorprendentes secretos que se irán develando capítulo a capítulo.
Temerario como es, Julio, tras cualquier pista que lo conduzca al paradero de su hermana, se entromete por pasillos y rincones, averigua, pregunta, busca y con su encanto y habilidad consigue hacerse de amigos entre varias de las personas que le rodean.
Entre ellas, la hermosa Alicia.
Muy entretenida.

En Netflix.
(Original de Antena 3; 2011 a 2013).
Tres temporadas.

Comentarios

comentarios