Selena Gómez (25)  se acaba de convertir en una víctima más de los hackers mundiales que dañan a más de una celebrity (recordemos que fue hace sólo semanas que la actriz Kristen Stewart fue atacada por los expertos informáticos), quienes develaron imágenes íntimas junto a su ex pareja, Justin Bieber.

Pero la reina de Instagram no tardó en reaccionear y desactivó  de manera temporal esta red social, donde acumula 125 millones de seguidores.

Según la revista Variety, las fotos del canadiense corresponden al año 2015 y ya habían salido a la luz en aquel momento. Las imágenes fueron tomadas durante unas vacaciones de la popular pareja en Bora Bora, cuando aún mantenía una relación sentimental, y publicadas por New York Daily News.