Con una TV en una etapa extraordinaria, la edición 2015 del Emmy, por fin, podría ventilar esos aires a naftalina a su gala, que paradójicamente consigue la mayor atención en la alfombra roja y no en su transmisión. El próximo domingo 20, los adelantos de lo que será el espectáculo auguran un tono distinto para la máxima fiesta de la Academia. También lo hará el grupo de protagonistas que cambiará con su presencia el juego alrededor del trofeo.

Los productores del espectáculo (que emitirá el canal Warner desde las 21 horas, mientras que E! se centrará en la red carpet a partir de las 19 hrs.) tomaron nota del Globo de Oro y el elogiado y filoso estilo de sus anfitrionas Tina Fey y Amy Poehler. Así, recurrieron a la misma cuna que lanzó a la fama a esas comediantes, el programa Saturday Night Live, y reclutaron a Andy Samberg para que anime y mantenga expectantes a invitados y televidentes.

Es una noche especial para las actrices. Al contrario de lo que ocurre en el mundo del cine —donde reclaman con justicia por igualdad de salario con los hombres y carencia de papeles cuando llegan a la madurez—, en el formato de TV tienen personajes que marcan la cultura pop, están al tope de la lista de los artistas mejor pagados y lideran producciones.

Ellas darán el ritmo a la marcha de los premios. Con o sin nominaciones, aparecerán a apoyar a sus programas y ser reconocidas por los medios más allá del vestido que lleven.

Wp-caleeshi-450

En cuanto a la carrera por la estatuilla, la Academia reconoce el impacto de Games of Thrones con el mayor número de postulaciones (24). También habrán ojos especiales (aunque siempre se posan sobre él) para Jon Hamm. Es la primera nominación que recibe por su interpretación del sexy y enigmático Don Draper en lo que fue la temporada final de Mad Men.

Entre los títulos de la noche que hay que poner atención (más allá del premio) para incluir en las listas personales están American Crime, Ray Donovan, The Honorable Woman, The Americans, Wolf Hall y Black-ish. También las categorías a documentales son protagonistas y merecen anotarse. La señal HBO domina en el área con dos de ellos dedicados a músicos: Kurt Cobain y Frank Sinatra. Ahí compiten con Virunga (Netflix), que peleó al Oscar y tiene a Leonardo DiCaprio como productor. Las nuevas reglas permiten que estos trabajos, si tienen atrás a una cadena o plataforma, postulen sin que importe el estreno en salas de cine.

Netflix ya no corre en solitario como candidato de plataformas internet. Se le suma Amazon con su serie Transparent.

Pero, ¿qué pasó con Ruth Wilson y su miniserie The Affair, una de las historias adultas más logradas de la temporada y triunfadora en el Globo de Oro? Quizá la inglesa no aparezca tras la omisión de su nombre y el de su drama. Sí se espera a otras que no entraron a la competencia, pese a tener méritos de sobra: Kate Mulgrew (Orange Is the New Black), Lizzy Caplan (Masters of Sex), Eva Green (Penny Dreadful), Ellie Kemper (protagonista y revelación de Unbreakable Kimmy Schmidt, la comedia que tiene tras cámaras a Tina Fey), Vera Farmiga (Bates Motel), Gina Rodríguez (la latina en la cima por Jane the Virgin), Kerry Washington (Scandal), Julianna Margulies (The Good Wife), Lena Dunham (Girls) y Jane Fonda (Grace and Frankie). Variedad de talentos y edades.

Wp-empire-450

Elisabeth Moss sí estará para escuchar su nombre. La caminata final que dio como una cool y segura Peggy Olson de anteojos oscuros, cajas en mano y cigarrillo en la boca es una de las escenas inolvidables del cierre de Mad Men.

Lady Gaga pondrá la espectacularidad. Está nominada por su especial Cheek To Cheek LIVE! con Tony Bennett. Aunque la cantante también promocionará su protagónico en la quinta entrega de la bizarra miniserie American Horror Story. Allí será La Condesa, titular del penthouse en el sangriento Hotel Cortez.

El Black Power y hacer historia en el Emmy es una posibilidad que recaerá sobre los hombros Taraji P. Henson (convirtió en un personaje de culto a su Cookie Lyon en la debutante Empire) y Viola Davis (la intensa abogada y profesora de Derecho Annalise Keating en How To Get Away With Murder). Si una de ellas triunfa, sería la primera vez que una afroamericana se lleva el trofeo a Mejor Actriz Drama.

Reinasen desgracia o en plan de restitución de un liderazgo en una ficción de castillos y seres mitológicos, las británicas Lena Heady (Cersei Lannister) y Emilia Clarke (Daenerys Targaryen) llegan con candidaturas por Game of Thrones, tras un gran año profesional que incluyó el salto de la última al cine hollywoodense como la nueva Sarah Connor en Terminator.

Irreverencia es lo menos que se espera si gana la comediante de moda, Amy Schumer. En el switch de dirección ensayan rapidez para poner ‘pitos’ a sus chistes de alto calibre.

Wp-orphan-black-450

La nota de justicia arribará con Tatiana Maslany, quien debutó en 2013 en la serie de ficción con estatus de culto Orphan Black. Inmediatamente obtuvo portadas, entrevistas estelares y aplausos de la crítica por dar vida a una docena de personajes en paralelo. Pero la Academia pasó por alto su talento, ceguera que viene a reparar este año.

Heroínas o villanas da lo mismo, hay recambio en el Emmy. Es noche de chicas.