Poco más de 20 minutos dura cada uno de los episodios que conforman la desopilante Crisis en 6 escenas que Woody Allen hizo para Amazon, en lo que constituyó su incursión en las series de TV siglo XXI.

Ambientada en los convulsos años ’60, con un EE.UU. lleno de manifestantes protestando contra la guerra de Vietnam, Allen aprovecha de construir una irreverente y muy graciosa sátira política.
Nada que nos prive de la autoparodia a la que nos tiene acostumbrados y que resulta aquí más punzante que nunca.

Sidney J. Munsinger (Allen) es un escritor de un solo éxito, una novela que ha publicado hace ya muchísimos años.

Munsinger —no es casualidad el nombre— siempre ha soñado con ser J. D. Salinger, el mítico autor de la muy popular “El guardián en el centeno”.

Pero como la genialidad —o la suerte— no le ha dado para tanto, se ha pasado buena parte de su vida escribiendo guiones para avisos publicitarios de TV, lo que le ha permitido una cómoda vida en los suburbios de Nueva York.

Claro, siempre está escribiendo otra novela que no avanza mucho. También tiene un proyecto (más bien una idea) para una serie de TV, que intenta vender a un par de ejecutivos de una cadena, que lo miran disimulando su impaciencia. Una de las tantas escenas delirantes y jocosas que nos brinda esta serie.

Sid lleva casi 30 años casado con Kay (Elaine May), una terapeuta de parejas, cuya consulta aporta buena parte de las carcajadas que nos regala la historia.

Las otras corren por cuenta del club de lectura que Kay reúne en su casa, conformado por un grupo de veteranas movedizas, ricas y profundamente ignorantes.

La tranquilidad de la pareja (en el caso de él, esto es un decir, porque es un neurótico, hipocondríaco y TOC de mucho cuidado) se rompe cuando una noche irrumpe por la casa Lennie (Miley Cyrus).

La chica, que tiene una estrecha relación familiar con Kay, ha escapado de la cárcel tras haber ido a parar allí por haber colocado una bomba en protesta por la guerra de Vietnam. Ella es miembro del Ejército Constitucional de Liberación y opina que “la política se hace en las calles”, que “las grandes empresas dirigen el país”, que “los cambios salen del cañón de un fusil”, “la violencia es el hombre recreándose a sí mismo” y “el arte es buena propaganda para la revolución”. (Vamos ¡Son los ’60!)

Bonita y desparpajada, y sobre todo con mucha hambre, para horror de Sid, Lennie se dedica a vaciar el refrigerador y consumir todas las delicatessen que se ha comprado, mientras despotrica contra el capitalismo, les dice a sus anfitriones que no son más que unos plutócratas y, tragándose un esturión, les cita a Chomsky.

Horrorizado, Sid le retruca titubeante sobre las bondades de la sociedad libre, ante lo que Lennie responde, encogiéndose de hombros: “Puede ser el paraíso; se lo demolemos y lo hacemos de nuevo”.
En la habitación que Kay le arma primorosamente, Lennie coloca un gran poster del Che y sus libros de Fidel, Mao, Marx y varios próceres más, mismos que recomendará y citará a todo al que se aparezca por la casa y que se convertirán en material para las señoras del club de lectura.

“Me alegro que no te diera a leer ‘Mein Kampf’”, se resigna a rezongar Sid.

Con estas cartas sobre la mesa, Allen baraja lo que, sumando y restando, es un muy gracioso largometraje de 2 horas por entrega. Una historia con mucho guiño pop y también  intelectual, que exige cierto acervo cultural de parte del espectador.

Son muchos los minutos de ese total de dos horas que son para reírse ¡a carcajadas! La secuencia final es una extraordinaria y divertidísima referencia al mítico “Camarote de los hermanos Marx”.

FUERA DE CÁMARA

Aunque fue anunciada con bombos y platillos, Crisis en seis escenas tuvo una dispar recepción: parte de la crítica la detestó y otra, la dejó por las nubes. A su vez, Allen declaró que estaba arrepentido de haberla hecho, porque le supuso muchos dolores de cabeza, por lo que es de suponer que ni volverá a intentarlo. Una lástima.

El humor inteligente es una exquisitez tan escasa como lo que Lennie saca del refrigerador de Sid.

(6 episodios de 20 min aprox. En amazon.es).

Comentarios

comentarios