Caras

Videos

Backstage Raquel Argandoña

Sigue siendo la misma mujer fría, provocadora y deslenguada de siempre, que no teme confesar que jamás ha trabajado por corazón, sólo por dinero. En estos casi dos años fuera de la TV ha sabido reinventarse: continúa con el café concert Cesantes sin lucas, es la nueva relacionadora pública de una empresa de contabilidad y está preparando un nuevo show en que hará de prostituta. Asegura que no extraña las luces y aunque ahora gana la mitad que antes, se confiesa la mujer más feliz del mundo. “El ambiente televisivo es tóxico, y de eso te das cuenta cuando estás afuera”.

Comentarios

comentarios