Serena, con temple, aguda y observadora, la detective Sarah Linden (Mireille Enos) tiene otra característica que -según del lado que se vea- es una cualidad o un terrible defecto: es obcecada hasta la porfía.

Cuando comienza la serie, Sarah y su hijo adolescente están dejando el lluvioso Seattle para viajar a Sonoma a reunirse con el hombre con que ella se va a casar.
Pero el hallazgo del cadáver de una adolescente en el fondo de un río la retiene en la ciudad.

De ahí en adelante Sarah quedará atrapada en su obsesión -misma que transmite al espectador- por develar el cada vez más intrincado crimen, postergando una y otra vez a su novio y también a su hijo.

Lo más atractivo de esta serie -inspirada en la danesa “Forbrydelsen”- es su impronta de cine negro. Linden debe lidiar con el compañero que le asignan, con su jefe, con el FBI, con la madre (y la familia) de la víctima y también con su destruida vida personal.

En esta explosión de heroínas potentes con que la TV parece querer reivindicar al género (Stella Gibson, de “The Fall”, o la misma Claire Underwood, de “House of cards”) Linden es la que muestra más pliegues. Es una mujer que no ve venir ni resuelve el choque entre su profesión y su vida personal. Y nada es sencillo en ninguno de los dos campos de juego. Es imbatible, es cierto, pese a tener áreas vulnerables. Aunque tampoco es la sufrida Catherine de “Happy Valley”.

Mientras más avanza el relato en “The Killing”, más dificultades se cruzan en la investigación. Una rica variedad de personajes secundarios dan densidad a la trama y generan historias secundarias atractivas.

Por de pronto, desde el primer capítulo, se mezcla en la investigación una confrontación política entre dos candidatos a alcaldes y los roces que comienzan a producirse con la comunidad musulmana.

Aún así, la mayor fortaleza de “The Killing” es su magnética protagonista, circulando bajo la inclemente lluvia con parkas, chalecones grises, botas de trabajo y su gran cola de caballo sujetando su abundante pelo colorín.

Un dato freak: ¿sabía que la cuenta twitter de @TheKilling es una de las 94 que sigue la mismísima CFK, con sus más de 3 millones 600 mil followers?

Serie: The Killing
En Netflix.
Temporadas: 4

Comentarios

comentarios