Ha sido una agotadora temporada de cuentas regresivas en la cultura pop. Misterios que finalmente se van disipando para los fans; así han visto la luz desde el postergado nuevo disco de Adele hasta el Episodio 7 de la saga Star Wars. Largas esperas que todavía tienen pendiente a una fiel tribu noventera que —a más de una década— por fin se encontrará con una de las duplas más exitosas de la TV: Dana Scully y Fox Mulder. Los investigadores del FBI que llevaron a millones de telespectadores en el mundo a “creer” en algo más allá, luego de investigar hechos sobrenaturales en la serie The X-Files. O Los archivos secretos X, como lo llamó una generación latina.

La historia vuelve el próximo lunes 25, a las 23:00 hrs. por el canal Fox. Una reunión de sólo seis capítulos y en que los agentes analizan a una mujer que afirma ser abducida. Pero que también sirve de excusa para ver la vida de esta pareja de visiones distintas y con una alta tensión sexual.

Fuera de la pantalla, el programa parece cruzarse con la realidad. Se ve a un Mulder sin su traje, con barba de tres días y vistiendo desprolijamente. David Duchovny (55), quien da vida al crédulo investigador, dice a Entertainment Weekly que eso muestra que su personaje se halla en un lugar emocional oscuro. Algo que él conoce bien. Tras la serie pasó al cine como galán romántico (Return to Me, Connie and Carla) sin mayor impacto, hasta que firmó por su premiado rol de escritor adicto al sexo Hank Moody en Californication. Demonios de esa serie que flotan en su vida: confiesa el mismo problema y se divorcia de la actriz Téa Leoni. Y al igual que ese personaje, lanza este año una novela: Holy Cow: A Modern-Day Dairy Tale.

xfiles450

Su coestrella Gillian Anderson (47), en tanto, desliza la actitud racional de Scully en su carrera. Hace de Gran Bretaña su centro de operaciones y desde allá saca aplausos en cine, teatro y TV. Cautiva en películas como El último rey de Escocia y tiene a millones de personas con una relación de amor-odio hacia su papel de la policía Stella Gibson en la serie The Fall, de la BBC.

Caminos que parecen mundos paralelos a los que los actores fueron abducidos tras The X-Files. Pero ya era hora de estar de vuelta.