Desde el final de la era Brangelina, los protagonistas de este matrimonio perfecto están en el centro del huracán y son los más buscados por la prensa. Lo cierto es que Angelina (42), en entrevista exclusiva con Vanity Fair habló sobre el proceso de separación con Brad Pitt (53): sus hijos, la casa y ella.

“Prefiero llorar en la ducha que delante de mis hijos” fue una de las declaraciones más contundentes de la protagonista de Pecado Original, humanizando su separación y mostrando que no todo en la vida de las estrellas de Hollywood es color de rosa.

angelina-jolie-0917-Vf-cover

En detalle, Angelina sostuvo: “Desde hace nueve meses, trato de ser buena en el papel de ama de casa, recoger las cacas del perro, lavar los platos y leer historias por la noche, y he mejorado en las tres cosas”. Declaró también tener más canas y la piel más seca. “No sé si será la menopausia o si es solo el año que he tenido”, sostuvo.

En relación a su familia, la intérprete dijo: “Nos recuperamos todos de los acontecimientos que llevaron al divorcio” y, respecto a Brad Pitt aclaró: “Nos preocupamos el uno por el otro y de nuestra familia. Los dos estamos trabajando con el mismo objetivo”.