Desde que Netflix apareció, el mercado del auto contenido ha ido en auge en el último tiempo, especialmente al ofrecer además películas, series y documentales a bajo costo, a la hora que se desee y desde cualquier dispositivo. La empresa tiene el control del 32,3% del mercado, manteniendo su liderazgo con un crecimiento de 570.000 usuarios en Estados Unidos y 1.12 millones a nivel internacional en 2014.

Los usuarios hoy buscan ver sus programas y películas favoritas en el momento y lugar que ellos determinan, sin que un canal de televisión les imponga una programación establecida, menos esa malvada idea de la parrilla flexible.

Y aunque este era sólo un mercado de Netflix, un nuevo actor ha estado ganando terreno desde su creación en el año 2010. Quizás si menciono Amazon, algunos se sorprenderían, ya que si bien es conocida por su venta de productos on line, pocos saben, al menos en Chile, que se abrió a la producción de sus propias series.

Aunque funcionan con un sistema similar, con el período de prueba de 30 días, Amazon Studios, ofrece a los usuarios diversos pilotos de posibles series a crear, y en base a los resultados continúan con las grabaciones. ¡Todo un acierto!

Hoy tiene alrededor de 20 millones de usuarios registrados, a diferencia de Netflix que cuenta con 50 millones… y la cosa sigue en alza.

En la última premiación de los Globos de Oro, cuando habían pocas expectativas para su serie Transparent, obtuvieron el premio a mejor serie de comedia, y su protagonista, Jeffrey Tambor, como mejor actor en serie de comedia.

Y si se creía que sólo se quedarían con eso, ya desde su creación han recibido más de 8.000 proyectos cinematográficos. Cómo no, si incluso, durante el 2014 ficharon a Woody Allen para crear una serie de TV que se estrenará en el 2016, la que vendrá a sumarse a otras como Alpha House y Beta, y una lista de futuras producciones a estrenar, con un total de 13 ideas en desarrollo.

Tal es el éxito de la TV streaming, que algunos canales debieron crear plataformas webs personalizadas, como el caso de HBO GO. Esto significa que todo su contenido en el cable está disponible también en internet, al igual que las series producidas por ellos. ¿La diferencia? No es un sitio exclusivamente on line, sino un canal de cable que sube contenido a su página web, pero para ver sin horario programado.

Nuestra adicción a la televisión está cambiando, hoy esa caja que hizo su primera demostración en público en 1926, giró su rumbo y ajustó el formato. El potencial dejó el cable y buscó refugio en internet.

*Fuentes: Pix Studios y Red Empresarios Visa 

Comentarios

comentarios