1.- Sin restarle méritos a Veep (que ya los sacaremos a relucir) la extrañísima decisión de la Academia de los Emmy de meter en el saco de “comedia” a todo aquello que dure hasta 30 minutos puso en esa categoría, por ejemplo, a Transparent, que jamás ha pretendido ser tal. Así, en el apartado estaba también la delirante y muy incorrecta Louie, un genial mix de stand up y reality, pero que no se puede evaluar frente a frente con ninguna de las anteriores. En este sentido, sonaba más razonable que ganara Veep.

2.- Comparativamente y en general -cine, teatro, TV- se hace poca comedia de gran producción o que ofrezca algún “contenido” (o sea, hay menos competencia). Y si, para más encima, en drama se mete a todos los subgéneros posibles -romántico, policial, fantástico, espionaje, súper héroes, de época, etc.- (¡y sólo porque duran más de 30 minutos!) siempre habrá más candidatos peleando por ese espacio que por el de comedia.

3.- ¿En verdad alguien decidió que Unbreakable Kimmy Schmidt es una de las 7 mejores comedias del año?. La mediocre y olvidable producción de Netflix (nunca tan mala, es cierto, como “Wet Hot American Summer”) no podía ser competencia para nadie. Sí debió estar, en cambio, Grace & Frankie y ¡por último! era preferible incorporar a la lista por enésima vez a The Big Bang Theory.

4.- Una comedia que sí le pudo pelear la estatuilla a Veep es Orange is the New black, pero a causa del ataque creativo de los organizadores de los Emmy, OITNB terminó en el apartado drama, junto con el mega ganador, la sanguinaria Juego de tronos, y la intensa Homeland (entre otras).

5.- Julia Louis-Dreyfus obtuvo en esta pasada su cuarto Emmy como mejor actriz principal de comedia por su rol de la vicepresidenta de EE.UU. Selina Meyer, protagonista de Veep. También recibieron Emmy el equipo de guionistas; Tony Hale (Gary Walsh) como actor secundario; y el destinado al mejor reparto. ¿Qué otra valla más faltaba por saltar para llegar al premio mayor?.

6.- Quizás la de la madurez: si algo tiene Veep, una sátira descarnada y de ritmo vertiginoso al mundillo de la política y sus seres alegremente desalmados, es que se va puliendo ostensiblemente a medida que pasan las temporadas. Es decir -y sin el coloso Breaking Bad mediante- ya era su hora.

7.- Selina, el lado B de la perfecta, brillante e inmutable Claire Underwood, es una abeja reina en torno a quien giran con un zumbido incesante su staff de asesores, la desproporcionada comitiva con que se traslada a todas partes y hasta su pobre hija. Y todos esos personajes tienen una exquisita singularidad… Que es lo que ocurre cuando estamos frente a una buena serie.

8.- A pesar de cierto toque farsesco, Veep llega a ser didácticamente realista en dejar en evidencia a los políticos que persiguen con dientes y muelas el poder… porque aman el poder. (Hay diálogos, líneas y situaciones delirantes. Puede que le suenen conocidos: ahí no sabrá si reír o llorar).

Post Data:

Nadie discute que, finalmente, el gran ganador de los Emmy ha sido HBO, con sus estatuillas para mejor comedia, mejor drama (Juego de Tronos) y mejor miniserie (Olive Kitteridge). Lo que tampoco es tan raro, considerando que las series son la especialidad de la cadena, y que fue en ese canal donde se inauguró la era dorada de la TV, con producciones como “Los Soprano”, a estas alturas carne de análisis en libros que sostienen que la actual TV es el cine del siglo XXI.

Pero en realidad lo que mejor ha hecho HBO es instalar sus plataformas de streaming (HBO Go y HBO On Demand), con lo que reaccionó muy a tiempo al fenómeno Netflix, ese que acogió a un espectador que ya no estaba dispuesto a que le dijeran el día y la hora en que debía sentarse frente al televisor a ver un capítulo de su serie favorita y peor, interrumpido con avisaje.

Por el histórico momento que está viviendo la producción televisiva, algo deberá hacer la Academia para mejorar su esquema de premios que este año -aparte de lo mencionado más arriba- ha dejado fuera dramas notables como “Bloodline”, “Daredevil”, “Gotham” e incluso “Gran Hotel” y “Narcos”.

Comentarios

comentarios