Hoy es un día especial para los seréfilos, especialmente para los que a pesar del paso del tiempo disfrutamos una y otra vez los capítulos de una serie que hace 20 años llegó a la pantalla chica para cautivarnos con las vidas de seis veinteañeros neoyorquinos. Chandler, Joey, Ross, Rachel, Monica y Phoebe eran los nuevos ídolos.

Friends, en sus diez temporadas, logró que un variado público viera reflejada sus vidas con las mil situaciones que estos jóvenes protagonizaban en una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. La originalidad, la excelente combinación de sitcom tradicional y comedia romántica, y los acertados personajes con los que se identifican los espectadores, le adjudicó el título de una de las series con mayor éxito de la televisión estadounidense.  

Un Globo de Oro a la mejor actriz de comedia para Jennifer Aniston en 2003, seis premios Emmy y un BAFTA son algunos de los prestigiosos galardones que recibió la creación de David Crane y Marta Kauffman. Pero a pesar de todos los premios y nominaciones que obtuvo esta producción, fue el honesto retrato de la vida cotidiana y la inmensa sinceridad de sus personajes lo que cautivó. De lo contrario no me explico que después de dos décadas, los que nos consideramos fans sigamos viendo cada episodio y consigamos reiéndonos a carcajadas como si fuera la primera vez que escuchamos frases como “Joey doesn’t share Food” o “That is brand new information“.

Wp-450-friends2

236 episodios crearon una historia basada en el paso post vida universitaria, esa exquisita etapa antes comenzar relaciones amorosas profundas, donde tus amigos son tu apoyo principal, justo ahí estaba la magia de la serie. Un conjunto de factores que hacen imposible no reflejarse. ¿Recuerdan los títulos de cada capítulo?, “The One…” (“El de…”) por ejemplo, fue creado cuando los productores se dieron cuenta de que los episodios no serían recordados por su nombre y decidieron referirse a cada uno por el momento más memorable de este.

La capacidad de los guionistas de crear varias escenas a raíz de cosas tan simples como un sandwich  –el del sandwich de Ross– o una palabra –el de unagi– era algo nunca antes visto, simplicidad es el atractivo que no para de captar seguidores hasta hoy.

Para celebrar este aniversario, les dejaré 10 cosas que quizás no sabían de Friends: 

1-  El título original de la serie era Six of One y cuando los creadores de la serie, Marta Kaufmann y David Crane sugirieron Friends, a la NBC le pareció horrible.

2- Antes de quedarse con la canción de The Rembrandts, los productores probaron unos créditos piloto al ritmo de 

3- Ellen DeGeneres rechazó el papel de Phoebe en su minuto.

4- Sólo a Mathew Perry se le permitía sentarse con los guionistas e introducir ideas para los diálogos.

5- El refrigerador del departamento de Mónica y Rachel funcionaba de verdad y en el guardaban bebidas y snacks para el equipo.

6- Phoebe y Monica son las únicas Friends que no llegan a besarse en ningún capítulo.

7- Courtney Cox y Jennifer Aniston tomaron el mismo almuerzo en el rodaje durante los 10 años: ensalada Cobb. 

8- Mat LeBlanc tenía sus últimos 11 dólares en el bolsillo cuando hizo casting para la serie.

9- Bruce Willis actuó en Friends porque perdió una apuesta con Matthew Perry.

10- Marcel,el mono de Ross, era en realidad una hembra llamada Katie.

Wp-450-friend

Comentarios

comentarios