Es un hecho que la tecnología ha cambiado radicalmente el mundo en los últimos 30 años. Internet ha generado una revolución del conocimiento sin precedentes y hoy está pasando a un segundo plano la economía basada en los recursos. Estos cambios influyeron en que surgiera una nueva generación de personas que piensa distinto, que tiene otros intereses y aspiraciones: los Millennials.

Esta nueva generación ha crecido en un entorno económico más estable que el de sus padres y el emprendimiento les resulta una opción tan válida como la de emplearse. En este sentido, el emprendimiento tecnológico es cada día más explorado y, si bien en Chile aún no lo vemos, lo cierto es que en 15 años más ya no serán Falabella, Cencosud, Antarchile y BCI las empresas más grandes del país. Lo más probable es que sus lugares los ocupen empresas tecnológicas. Sí, de hecho es lo que está sucediendo en muchos países alrededor del mundo.

Por ejemplo, hoy las 5 empresas de mayor capitalización bursátil en Estados Unidos ya no son aquellas ligadas al petróleo, sino que son empresas tecnológicas nacidas en Silicon Valley: Apple, Google (Alphabet), Microsoft, Amazon y Facebook.

Al igual que en Silicon Valley, son muchos los emprendedores chilenos que hoy trabajan para ser el siguiente Unicorn, nombre con el que se define a los emprendimientos tecnológicos que alcanzan una valorización de $1 billón de dólares. Hoy integran esta exclusiva lista empresas como Uber, Airbnb y SpaceX. Estas compañías tecnológicas se caracterizan por tener modelos de negocios innovadores, ser capaces de abarcar segmentos de mercado relevantes y ser altamente escalables. En Chile existen cada día más emprendimientos con alto potencial y es sólo cosa de tiempo para que tengamos nuestros propios Unicornios.

Comentarios

comentarios