Era mi primera vez. Sí mi primera vez con Huawei, pero no mi primera experiencia con el sistema Android. Ya iniciada en estas lides del sistema operativo de Google, comencé a admirar su belleza. Sólo 7,5mm de espesor, livianísimo, gran pantalla ( 5,5 pulgadas, la misma de su competidor más cercano) y nítida como pocas. Su carcasa de aluminio plateado y sus sinuosas curvas lo hacen un teléfono de verdad elegante y trendy…concepto ´tan valorado` por estos días.

Pero sin duda, la característica que más me cautivó (y he probado muchos teléfonos en mi vida de periodista) fue la calidad de sus fotografías. Y claro, cuando revisé sus características supe la razón. La cámara principal es de 13 MP, mientras que la frontal es de 5 MP. Además captura todos los detalles con gran nitidez y además posee filtros de la luz azul (¿tan fría no?) Sin duda, obtendrás la selfie perfecta… esa que usarás como foto de perfil en todas tus cuentas. Otra herramienta muy interesante es el editor de fotos, que permite mejorar los rasgos de tu rostro. ¡Maravilloso!

huawei-2

El Huawei Ascend G7 además es un teléfono muy robusto, estable que navega rápidamente, y que no pierde la conexión gracias a su tecnología de selección inteligente de redes y a las dos antenas que tiene en la parte superior e inferior. Otro plus que destaco, es que su batería es de larga duración. Un día y medio de pleno uso, sin tener que volver a cargar. La verdad, un teléfono sorprendente que aún tiene mucho por crecer en Chile. Aquí su primera adepta.