Al igual que los resfríos de invierno, bastó un solo mensaje en un Whatsapp grupal para que en menos de un día, mis amigos y compañeros de trabajo cayeran congestionados en las redes de ¡Preguntados!

El nuevo caballito de Troya de la argentina Etermax—autora de Apalabrados, Trivia Fans y Mezcladitos—llegó con todo y se esparce por el continente de forma veloz. Buenos Aires, Ciudad de México y Bogotá son los puntos rojos que cuentan con el mayor número de adictos a este juego de conocimientos que combina ingenio, estrategia y sabrosos duelos entre rivales, y que desde hace algunos meses ostenta más descargas que el mismísimo CandyCrush.

Se trata de una app que consta de seis categorías: Arte, Ciencia, Entretenimiento, Deportes, Historia y Geografía. Todas convergen en una colorida ruleta que determina el tema de la pregunta. Para imaginarse un poco el nivel, las trivias son del estilo de: ¿Cómo se llama el estadio de la Universidad de Chile?, ¿De qué murió el papá de Cristiano Ronaldo?, ¿Qué animal sobreviviría a una explosión nuclear? o ¿De dónde proviene el corcho? Si ya se están animando a contagiarse con esta nueva epidemia, deben saber que aquí lo que se busca es alcanzar una corona y que cada respuesta incorrecta implica un tercio de la barra de ese trofeo, además de perder el turno y ver con un poco de resentimiento cómo el oponente lo consigue todo. Eso en el mejor de los casos, porque hay algunos que tardan horas en retomar sus turnos.

Por cada corona, se gana el personaje de cada categoría, es decir, hay que armar una verdadera y colorida familia. El genio hasta el momento fue un participante que contestó 14.000 preguntas –son 100.000 en total–.

@MaximoCavazzani es el argentino detrás de este fenómeno y lleva siete años en la industria. Trabajó durante cuatro meses para crear una nueva adicción que ya está a punto de estrenar su segunda versión. Con apenas 28 años, dice que el mayor enfoque de este juego es el feedback con los usuarios, y que la idea de enviar preguntas y calificarlas en “aburridas” o “divertidas” engancha.

Pero como ya lo decía Benedetti “la perfección es una pulida colección de errores” y en un rápido sondeo por los escritorios que me rodean recibí varias quejas. La más grave para algunos es que hay preguntas que se repiten ¡gran #fail!, la app se queda pegada, gasta mucha batería del teléfono y si te toca un contrincante lento o fome no puedes jugar hasta que a él se le da la gana responder. Pero, en todos los casos, la adicción está latente.

Lo siento por todos aquellos rehabilitados de Farm Heroes, Diamonds o Candy Crush. Porque a fin de cuentas los virus siempre regresan.