La situación “ex” es una telenovela a toda hora gracias a las redes sociales. El famoso “Tiene una relación con” en la plataforma de Mark Zuckerberg está a la orden del día, pero es tan frágil que después de fracasar en el vínculo, el siguiente paso no sólo es borrar del Facebook al sujeto en cuestión, sino que además suele omitirse toda la información referida a esa persona. Luego el tiempo pasa, las heridas se cierran… y la curiosidad aumenta.

Saber en qué están los “ex” es bastante sencillo. La información está a un par de clicks de distancia.

Saber en qué están los “ex” es bastante sencillo. La información está a un par de clicks de distancia. Si ya no somos parte de sus ‘amigos’ podemos rodearlo a través de contactos en común. El stalkeo (viene del inglés Stalking y no es otra cosa que el sapeo digital) es más fácil que abrir una cuenta de mail. Así, nos enteramos de que un antiguo pololo ahora vive en España, que tiene hijos… O que está soltero y mucho más guapo de lo que nos acordábamos.

Esta es una parte de la historia. ¿Pero qué más se puede hacer en la web con los recuerdos del pasado? Kathy Aybar (28) y María José Molina (27) crearon el sitio Heywapas.com, que aún está en beta. Ellas tomaron sus emociones y vivencias y a partir de eso decidieron ofrecer un negocio rentable: la primera plataforma en Chile para vender todo aquello que tiene relación con un ex. Desde pequeños monos de peluche hasta anillos de compromiso. Todo tiene un valor monetario, independientemente del emocional.

¿Cómo funciona? Se necesita una inscripción en el sitio, se envía una foto del producto junto con una descripción, y listo. La compra y venta comienza. Como elemento característico, las emprendedoras explican que es necesario que las personas que quieran vender lo hagan relatando cuál es la historia detrás de ese objeto. “En ese momento no sólo te ofrecen algo interesante, también abren su corazón a una comunidad que además de buscar una ganancia con lo que ya no usa, también quiere apoyarse en aquellas personas que han pasado por lo mismo”. Queda claro: no es rencor; es un negocio.

Hace unas semanas que Heywapas.com está disponible y sus creadoras ya han sido entrevistadas en distintos medios de América Latina.

Hace unas semanas que Heywapas.com está disponible y sus creadoras ya han sido entrevistadas en distintos medios de América Latina. Son jóvenes, profesionales y con un proyecto bajo la manga que se construyó en un par de meses. ¿Qué las motivo? ¿Historias personales? A diferencia de todo lo que se pueda esperar, cada una tiene novio: “Queremos que todos sepan que el objetivo no es causar mala onda. Todo lo contrario, no somos amargadas, buscamos un nuevo fin, un negocio que está funcionando y aún sin salir al aire oficialmente se registraron 25 mil visitas”, explica María José.

Lo que partió después de una conversación sobre qué hacer con un viejo anillo de compromiso ahora es una empresa. Las amigas saben que es un proyecto de largo aliento, pero adelantan que ya están planeando nuevas alianzas, otra versión de la plataforma y un modelo de negocio que no quisieron detallar para no llamar la atención de la mala suerte. Y ustedes, ¿se atreverían a ser parte de esta comunidad?