Hace no más de 10 días me encontraba en Nueva Delhi, India. “¿Qué haces por allá?” Era lo que varios me preguntaban, ya que normalmente mis viajes de trabajo son por América o Europa.

Pero esta era una ocasión especial. Nokia presentaba un nuevo teléfono móvil idóneo para mercados emergentes, donde la penetración de los denominados “smartphones”, que día a día vemos en las distintas publicaciones, no es grande.

Para no dejarlos con la duda de cuál equipo era, les cuento. Se trata del Nokia Asha 501, un vuelco de tuercas interesante por parte de la compañía finlandesa, donde la idea es acercar -lo mejor que se pueda- la experiencia de un teléfono inteligente para quienes simplemente no pueden o quieren acceder a él por distintas razones.

¿Cómo se hace esto? Con una plataforma (sistema operativo) nueva, flexible, fácil de desarrollar para quienes fabrican las aplicaciones y abaratando costos en tecnologías, sin sacrificar el look & feel del mismo aparato.

En conclusión, si bien la empresa no tiene los resultados esperados en teléfonos de gama alta, a través de su serie “Lumia”, aquí logra un loable trabajo en lo que será una nueva competencia por los mercados que en la actualidad generan un constante crecimiento.

África, Medio Oriente y Latinoamérica son considerados los mercados idóneos para la creciente contienda por cautivar a los “no-nativos digitales” y a quienes directamente no tienen una experiencia “smartphone”, gracias a estos móviles que técnicamente no son considerados como teléfonos inteligentes, pero debido a su optimización de software, pueden ofrecer algo más cercanos a estos. Además Teniendo barreras de precios que incluso no prevén superar los $100 USD.

Hay que tener en mente que el usuario promedio necesita conectividad para sus correos, redes sociales y otros.

Hay que tener en mente que el usuario promedio necesita conectividad para sus correos, redes sociales y otros. Además de mensajería, multimedia (fotos y vídeos) y entretención. Con ello, convengamos que no necesitas, ni es necesario por una compañía vender, adquirir un teléfono de $700 USD o más.

Respecto a la “reñida contienda”, esta se dará entre equipos Android de gama baja, la presentación de nuevos sistemas operativos móviles, fuertemente apoyados por las mismas empresas de telecomunicaciones, como Firefox OS y Ubuntu para teléfonos e incluso con el rumoreado iPhone de bajo costo que se pretende vender fuera de los Estados Unidos y Europa.

Solo para refrescarles la memoria: “Firefox OS” es un nuevo sistema operativo de software libre que se basa en HTML 5. Es ejecutado por Mozilla y para ellos será sin duda una competencia directa a los actuales iOS y Android, sobre todo, porque puede ser especialmente interesante para su instalación en dispositivos de gama media enfocados a países en desarrollo.

movil-450Actualmente Mozilla, Telefónica y Geeksphone son quienes trabajan en la creación de los primeros terminales con este sistema operativo, ya anunciaron dos equipos. Estos son: Keon y Peak. En Junio, México debería ser el primer país latinoamericano en comercializar estos equipos en manos de compañías como Telefónica (Movistar) o América Móvil (Claro).

Respecto a “Ubuntu para teléfonos”, vemos que Canonical (su empresa desarrolladora) tiene una visión clara. Crear una plataforma que esté en todas partes, desde tu PC de escritorio, pasando por tu tableta hasta el teléfono móvil.

Ubuntu para teléfonos se basará en Android utilizando los mismos complementos de software, eso sí, eliminando Java y haciéndolo 100% nativo, lo que para la gente de Canonical se refiere a tener un sistema operativo mucho más adecuado para teléfonos de entrada (gama media). ¿Cosas buenas? Será un sistema operativo que permitirá correr aplicaciones de escritorio en tu teléfono, al conectarse el dispositivo a un monitor. Lamentamente Canonical espera que los primeros equipos se vean a principios del 2014.

Comentarios

comentarios