Fue YouTube en su tiempo, luego Groovesharke y la llegada a Chile de la cada vez más popular radio digital. La música en la era de internet sigue moviendo millones de dólares en el mundo. Cambiaron los formatos, pero no el consumo. Pasamos del cassette al CD, para quedarnos con los MP3 y el streaming o música online.

Parte de esto es la revolución del verano que ya tiene nombre: “Spotify” o, como me dijo un amigo, “el Google de la música”. Con más de 20 millones de canciones que pueden ser escuchadas por 24 millones de usuarios registrados, la gracia de este servicio es que funciona como red social. Con ella puedes compartir tus listas y acceder a música temática según tu estado de ánimo, o a la acción que hagas en un momento determinado.

Mi primer acercamiento con esta aplicación fue ponerla a prueba a la hora de tomar sol, ese minuto en el cual aprietas play y cierras los ojos para encontrar ese deseado relax. Y ahí entendí para qué sirve Spotify. Cuando activé en mi celular el estado “Relajación” apareció una selección de música instrumental que logró crear la atmósfera perfecta para enfrentarme al calor veraniego. A la hora de hacer deporte está la lista para hacer running, con temas perfectos para motivar las distintas rutinas de ejercicio.

Antes, los Dj´s eran los que musicalizaban el ambiente con sus tornamesas y así imponían los últimos temas playeros para los sunset. Hoy, a un toque de la pantalla del celular, cualquiera puede crear el mejor ambiente para esas tardes de vuelta del lago, club o de la misma piscina de tu casa. Las fiestas ya están totalmente controladas con el factor más importante: la música. Hasta los más pequeños de la familia pueden usarla. Está app tiene todos los temas infantiles de Disney en la carpeta “Family road trip”, sólo por poner un ejemplo.

Con Spotify ya no hace falta estar descargando música desde el computador y tenerla por meses en el celular, y tampoco hace falta gastar memoria del teléfono… que con tantas fotos y vídeos siempre se colapsa.

Al momento de ingresar a la app se sincroniza automáticamente con el teléfono y podrás ver quiénes la ocupan, qué escuchan y cuáles son sus listas favoritas. Al contrario de otras aplicaciones de esta misma línea, Spotify es fácil de utilizar, no contiene publicidad y, lo más importante, es la app con más variedad de artistas en el mercado.
Diferentes artistas han aprobado el uso de su música en esta aplicación. Por eso hablo de una “revolución”. Definitivamente no tiene edad y va destinada a todos los usuarios de teléfono celular. El tema es simple: la canción que se te ocurra está en este formato online y offline, claro. Ese es otro de los puntos a favor que tiene. La suscripción cuesta tres mil pesos mensuales, y así toda tu lista musical queda guardada cuando el celular no tiene señal.

El verano sin los principales éxitos musicales no es lo mismo. Y en ese sentido el 2014 marca un hito para la música en Chile. Será la moda entre todos los que tenemos celular, y nos gusta vivir con ritmo de fondo.

>También podría interesarte: El gigante Spotify se acerca a Chile