Hasta hace un par de años no tener televisión en la casa era impensable. Pero ahora algo ha cambiado. Existe una generación que está comenzando a prescindir del ‘chupete electrónico’ y en Estados Unidos los han denominado los Zero TV.

En su mayoría son jóvenes solteros que viven solos y se informan y entretienen en la red. Prefieren gastar el dinero en una buena conexión a internet antes que comprar un televisor o pagar por tener canales de cable.

La generación Zero TV quiere ver los contenidos cuando ellos quieren, a la hora que estimen conveniente y a través del dispositivo que mejor les parezca: un computador, una tablet o un smartphone

Según la consultora Nielsen, en Estados Unidos ya hay más de cinco millones de hogares que no tienen televisor.

Llama la atención además que uno de los últimos informes de la misma consultora señala que son las mujeres las que más han dejado de ver tele tradicional porque no se sienten identificadas, prefieren buscar los contenidos en internet.

Esta tendencia también se extiende al resto del mundo, incluido Chile. Según el estudio TV & Media elaborado por Ericsson ConsumerLab, un 10% de los chilenos ha eliminado su suscripción al tv cable porque creen que al tener internet y poder acceder a YouTube, video en streaming y a las plataformas web de los canales de televisión, ya tienen disponible todo el contenido que desean.

La idea de ver un programa en el horario que un canal de televisión dispone va quedando obsoleta.

Fue Netflix el que aceleró este proceso al liberar todos los capítulos de sus series de una vez dejando que las personas elijan libremente cuándo y de qué manera los verán. Y para muchos analistas, es justamente esta compañía la que mejor ha sabido leer los nuevos hábitos de consumo de contenidos de la gente.

Sin ir más lejos, Kevin Spacey, el protagonista de House of Cards, la serie emblemática de Netflix, se ha transformado en uno de los más importantes conferencistas sobre este fenómeno. Ha dado charlas en la London School of Economics y en la conferencia IBM Impact 2014, entre otras. El actor y productor ha intentado dar luces sobre el éxito de Netflix y también ha detallado todos los errores que está cometiendo la industria de la televisión tradicional. Y al final, todo lo que dice puede resumirse en una de sus frases: “Entiendan que el control ya no lo tiene el canal de televisión, el control le pertenece al televidente. Hagan buen contenido, y dejen que lo usen como quieran”.