¿Se imaginan ir a otro país y utilizar su teléfono móvil para llamar a casa con un costo como si fuese local? Es decir, ¿eliminando lo que conocemos en la actualidad como roaming telefónico? Bueno, para Europa no es idea lejana. Es más, la Comisión Europea pretende que para el 2014 se eliminen los recargos por utilizar tu equipo en el extranjero. Todo suena bonito para los usuarios y nuestros bolsillos, pero las empresas de telecomunicaciones no están muy contentas.

Telefónica y Deutsche Telekom, en conjunto a sus filiales, son los principales detractores de esta idea. Ellos indican que las pérdidas en dinero serían -prácticamente- incalculables debido a este plan. Para rematar, la ETNO (European Telecommunications Network Operators Association), asociación que representa a los principales operadores europeos que incluye a las dos compañías antes mencionadas, fue más categórica en declarar que esta era una mala idea. Sus argumentos se basan en que las compañías de una u otra forma buscarían el modo de compensar la pérdida de dinero subiendo el valor de otras cosas, por ejemplo los minutos de llamadas nacionales.

Además, para esta asociación -por no cobrar en el extranjero- bajarían las opciones de innovación en el sector. ¿Por qué debería suceder esto? Si no tienen más dinero, ¿dejarán de innovar? ¿A eso se refieren? No me parece. Por otra parte la Comisión Europea tiene un punto muy loable dentro de esta discusión. Ellos dicen: “Mientras que exista roaming, continuaremos en contra de los principios básicos de un mercado único”. No podemos negar que este tipo de barreras son dificultades para el porvenir del comercio regional.

Wp-Roaming-450

Fuera de toda problemática, el asunto va. La propuesta de la Comisión Europea dice que a partir de julio de 2014, los países miembros, deben obligar a las compañías de telecomunicaciones a no cobrar si un usuario recibe una llamada desde otro país que participe en la comisión. Además no pueden bloquear el acceso a servicios de mensajería o video-llamada que utilicen datos de Internet y que para ellos sean herramientas que compitan con lo que ellos ofrecen.

Pero, ¿qué pasa con Latinoamérica?, mejor dicho, ¿qué pasa con Chile? A fines de agosto, la Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL) con su par argentino, sostuvieron un acuerdo para lograr mejores tarifas de roaming entre ambos países, y así lograr una interconexión de redes, obviando los límites geográficos. Con esto se espera que ambas partes conversen con los respectivos operadores móviles de su país y así reducir los costos para el usuario final. Ahora, que esto realmente suceda… es una verdadera incógnita.

Wp-Roaming-450-2
Otra idea para aplicar, fuera de eliminar o reducir a su mínima expresión el famoso roaming, es el número y chip -único- regional. Me refiero a la opción de obtener un contrato suscrito con un operador extranjero y este te entregue sus servicios, manteniendo tu número telefónico y la misma tarjeta SIM en el dispositivo. Así solo tendrías que preocuparte de viajar y utilizar el teléfono móvil, sin estar atento al costo implicado o cambiar de equipo para comunicarte con los tuyos. Lindo, ¿no?

Comentarios

comentarios