Elegir uno es complicado, y jugársela por una marca conocida es probablemente un filtro básico. La oportunidad de llevar en cualquier maxi bolso este aparato es atrayente. Pesa 1.06 kilo (batería incluida), tiene 128 GB SSD de disco duro, procesador Intel i5-4200U, pantalla de 13,3 pulgadas y 4 GB ampliable. Pero la verdad es que tanta linda especificación se resume en un “sí, funciona”. El equipo trae además la opción touch, que transforma a este laptop en un aparato más entretenido. El ‘pero’ es que tiene Windows 8, y aún son pocos los que se sienten cómodos cuando se enfrentan a él.

Otro aparato que lucha en el podio es el smartphone.

Y aquí las ofertas son muchísimo más amplias, pero el objetivo es el mismo: funcionalidad y diseño. Destacan los nuevos Z1 y el iPhone 5s, ambos top de línea y lanzados hace poco más de un mes. La gloria y la fama que acompañan al iPhone vienen por defecto. La nueva generación bautizada como 5s llegó con un poco más de glamour que de costumbre: el equipo tendrá además del clásico negro y blanco, una edición en color dorado. El dispositivo de aluminio promete más horas lejos del cargador, un procesador A7, lente para la cámara posterior mucho más potente que el iPhone 5, acceso al 4G nacional y trae iOS7 (la última actualización del equipo) incorporada desde fábrica. El teléfono cuenta con otra novedad: el botón de Home. Viene con lector de huella digital, lo que otorga mayor seguridad.

En otro lado de la trinchera está el Xperia Z1, lanzado este año también, es el equipo top de Sony. ¿Su gracia? Además de trabajar bajo el alero de Android, este dispositivo es enorme (pantalla de 5 pulgadas). Otra de sus condiciones más atractivas es su cámara, que suma la experiencia Cyber-Shot, junto con el procesador de imagen BIONZ y los 20 megapixeles. Y ¡es resistente al agua!

Otro de los productos tech más codiciados son los smartwatch. Para algunos estos nuevos gadget son el colmo de la conectividad, por su facultad de expandir el poder de “full conectado”. Después de todo, es como una extensión del smartphone en la muñeca. De los primeros modelos no había mucha expectación, pero de a poco las marcas se la jugaron. Hoy les presento al Galaxy Gear y el Pebble.

El primero es capaz de recepcionar las notificaciones de llamadas, mensajes de textos, e-mails, menciones de redes sociales y más. Su objetivo es generar una vista previa de cada acción. No satisfechos con estos detalles, los de Samsung sumaron una cámara de 1.9 megapixel que permite tomar fotografías y grabar videos en HD. El ‘pero’ es que es bastante grande para muñecas pequeñas.

Pebble es uno de los modelos más antiguos en su especie. Es completamente personalizable, incluyendo cómo visualizas la hora. Se conecta a un iPhone y cualquier smartphones con Android (desde 2.3 en adelante) usando Bluetooth. Las notificaciones pueden ser recibidas a través de una  alerta con una vibración. El diseño es unisex y es más pequeño que el Gear.

Como verán, ya no hay excusas para no estar conectado.