Muchas veces hemos hablado acerca de los avances que existen en el ámbito de la inteligencia artificial. Y es que esta tendencia está muy presente en el mundo hoy en día, aunque aún muchos se imaginen con esto un robot salido de la película Transformers. La inteligencia artificial es la que le permite a una máquina analizar una situación y llevar a cabo las acciones que maximicen su probabilidad de éxito.

Si bien hoy la inteligencia artificial está presente en múltiples servicios disponibles a través de internet, probablemente uno de los que generará mayor impacto en las personas en el corto plazo, serán los vehículos autónomos.

Un reciente estudio de Boston Consulting Group, estima que al año 2030, el 25% de los viajes en Estados Unidos serán en este tipo de vehículos, con el consecuente ahorro en costos para los usuarios. Los servicios de despacho urbano podrán apalancarse sobre esta tecnología, disminuyendo sustancialmente costos y tiempos de entrega. También algunos sectores industriales se verán directamente beneficiados.

Por su parte, Accenture presentó la semana recién pasada en la reunión del World Economic Forum realizado en Argentina, un estudio donde señaló que Chile es el país mejor preparado de la región para incorporar y desarrollar este tipo de tecnologías. Se mejoraría la productividad, se automatizarían tareas físicas complejas y se generarían nuevas innovaciones. Todo lo anterior podría repercutir hasta en un 1% de crecimiento económico adicional para el país en un plazo de 18 años.

Es que Chile cuenta con un ecosistema muy rico para la proliferación de este tipo de tecnologías. Instituciones estables, cultura emprendedora y alto acceso al capital destacan entre las virtudes de nuestro país para liderar esta tendencia en América Latina.

Si bien los estudios no dan certeza y en ocasiones se han desalineado de la realidad, no se puede negar que con algunos cambios en las líneas de tiempo, esto sí puede ser una imagen de nuestro futuro.

Comentarios

comentarios