En “La Casa del Sol” se fragua un misterio. Es que en una sala multiuso del restorán de Bellavista, la obra musical Sinatra cobra vida. Felipe Castro (52) es el encargado de revivir al legendario cantante, a “La voz”. Tras bambalinas, Emilia Noguera (32) es la mujer fuerte que dirige esta apuesta, la tercera obra a su cargo. Y de que hay química… la hay.

Aunque desde lejos siempre hubo simpatía profesional, desde hace un par de semanas se ven todas las mañanas de lunes a viernes. Es que todo tiene que estar listo para el verano, porque desde el 8 al 24 de enero, el Teatro Nescafé de las Artes presentará la obra a cargo de Cultura Capital.

Pero Felipe Castro se prepara hace más de un mes, y ya tiene trece canciones aprendidas. “Son hartas”, dice este hombre con training musical encima. Porque el actor ya ha participado en obras como Oliver Twist y Noche de reyes. Y para esta pasada, además tiene el éxito asegurado. Es que está respaldado por La Big Band The Universal Orchestra. Tremendo telón de fondo bajo el legado de Juan Azúa.

Interpretar a Sinatra es una gran responsabilidad, y Castro lo sabe. “Ha sido un trabajo súper intenso, en donde me he preparado física, psicológica y vocalmente”, dice el actor que tiene varios estudios formales de canto y que ha retomado para el proyecto. Pero no está solo. “Me entrego a las manos de Emilia”, confiesa mirando a su directora. Ella —mientras tanto— lo observa hablar encantado de su personaje.

Es que “Sinatra es un personaje alucinante y contradictorio. Lleno de experiencias de vida, canto y farra. Pero sobre todo, es un artista de aquellos”, dice Castro, añadiendo que —de todos modos— Frank interpreta las mejores canciones que se han compuesto. “No hay dos opiniones al respecto”, dispara sobre el mito norteamericano que llega por primera vez al país en formato de musical.

sinatra450-1

Y es que poco a poco Chile se abre paso a este tipo de shows. Los musicales Piaf o Los 80 son parte de la arremetida que según Castro —y aunque se aleja de formatos como El Fantasma de la ópera— son una manera de avanzar. “Por lo pronto, los pasos que damos en ese camino son súper valorables”, remata.

Pero… ¿y el teatro musical en las universidades? Al respecto, el actor cree que no sería raro que pronto se incluyeran más ramos en relación a este nuevo nicho. “Pero no es lo mismo”, dispara Noguera. La actriz cree que se puede experimentar con más asignaturas, pero que no sería lo mismo que estudiar la carrera de teatro musical. Como ocurre en otros países, por ejemplo.

Castro y Noguera cuentan que como equipo optaron por hacer un trabajo con tiempo y espacio cerrado. “Si la función dura una hora diez, es porque es una hora diez en la vida de Sinatra”, explica Noguera sobre este trabajo que —como podría pensarse— no es un repaso biográfico a la vida de Sinatra. “Es como un concierto”, apoya Castro sobre la obra que también cuenta con la participación de Carolina Varleta. Ella interpreta a ‘la modelito’ de la época. “Como la obra se construye como un concierto televisado, ella es como la coanimadora”, cuenta Emilia.

Pero ser Sinatra no es nada fácil. Menos parecerlo. Y aunque Castro tiene claro que no se trata del igualito ‘a’… reconoce que se realizó un trabajo de look bastante interesante. “Mi amigo Frank tenía poquito pelo igual que yo”, señala sobre el hombre de los ojos azules, esos con los que —reconoce— no puede competir. “Aunque lo intento”, remata con gracia el actor que ostenta unos ojos de tono muy similar. Pero lo más importante dice el actor, está en imitar la elegancia de Sinatra, esa forma especial de articular la música.

Más información sobre el musical en http://teatro-nescafe-delasartes.cl/el-legado-de-frank-sinatra-revive-en-formato-de-musical/