Mientras los acordes de guitarra y bajos eléctricos dispersan rock latino por cada una de las butacas, Paola Volpato, Etienne Bobenrieth, Elvira López y Adriana Stuven encarnan una historia en la que el amor por los hijos y los sueños se toma el escenario. Ese es el enganche principal de Juana Rock, la nueva creación de Cultura Capital que, dirigida por Felipe Castro, se presentará desde el viernes 27 de octubre en el Teatro NESCAFÉ de las Artes.

La obra —de los mismos creadores de Mercury, la leyenda; 80´s, el musical; Cerati y Sinatra—, cuenta la historia de dos jóvenes apasionados por la música que se enamoran y deben elegir si seguir sus sueños o aceptar el destino que sus madres tienen pensado para ellos. “Mi personaje es una abogada que no acepta que su hija se dedique a la música.El trasfondo de la obra es la relación preciosa e incómoda que uno establece con los hijos cuando crecen y quieren tomar un camino que muchas veces es absolutamente opuesto al que tomó uno. Es una obra dedicada a la familia”, explica Volpato.

Cada una de las escenas está musicalizada por canciones de Soda Stereo, Charly García, Miguel Mateos, Sui Generis, Los Rodríguez, Los Prisioneros y Fito Páez e interpretadas en vivo por los músicos Juan Pablo Ortega (guitarra), Patricio Osorio (bajo), Dante González (batería) y María José Illanes (piano).

“Para mí, el rock latino es una reminiscencia de mi juventud. Pero da lo mismo la edad que tengas, porque los temas que se tocan son hits, entonces están en el inconsciente de todos, lo que genera una transversalidad bien entretenida”, agrega Elvira López Alfonso, quien interpreta a una madre rockera, con un pasado glorioso que tuvo que dejar los escenarios para mantener a su hijo, encarnado por Etienne Bobenrieth.

“Al contrario que su mamá, él quiere hacer las cosas bien. Estudiar derecho y ganar dinero aunque su pasión sea otra. De cierta forma, el musical hace alusión a cómo los padres no deberían manejar los talentos de sus hijos, sino más bien potenciarlos”, explica el actor que, al igual que Volpato, protagonizan Perdona Nuestros Pecados. Adriana Stuven interpreta a Juana, una chica que pese a amar el rock, estudia derecho. “Mi personaje representa la idea de perseguir los sueños. Ella sólo le hace caso a su intuición”, explica la actriz. De esta forma, el musical se alza como un homenaje al rock, la familia y la eterna rebeldía de la juventud.