Harrison James, príncipe del escenario

Como uno de los pocos bailarines norteamericanos presentes en la Gala de Ballet del Teatro Oriente, Harrison James llega al país representando al Ballet Nacional de Canadá. De raíces neozelandesa, su formación fue fruto del Programa de Aprendices de la Escuela de Ballet de San Francisco en California y, más tarde, de la Escuela de Danza de Nueva Zelanda. “Algunos de mis recuerdos más antiguos incluía escoger disfraces de una caja e insistir en que cualquier miembro de la familia que esté disponible mire mientras improvisaba la última pieza de música que me había gustado”, recuerda. En el escenario interpretará el Pas de deux de la Bella Durmiente junto a la prestigiosa bailarina canadiense Jillian Vanstone, como parte de la conmemoración de los 80 años del desaparecido bailarín y coreógrafo Rudolf Nureyev. “Mis personajes favoritos son casi siempre los que hablan de la fantasía, del romance o la angustia”, dice. “Pero no quiero pensar demasiado en un personaje, ya que quiero dejar espacio para ser espontáneo y reaccionario en el escenario”.

DSC02064-2

Ketevan Papava, la estrella de Viena

“En el escenario puedes ser quien quieras. Me gusta esa libertad de retratar diferentes personajes y vivir sus historias desde el ballet. Cada uno de mis roles se lleva una parte de mis emociones y mi corazón”, dice Ketevan Papava, primera bailarina y estrella consagrada de la ópera Estatal de Viena. Y es que de aquellas interpretaciones de ballet ha tenido muchas, varias en Italia, Grecia, Francia y República Checa, pero, hasta ahora, jamás en Chile. Su debut en el plató del Teatro Oriente —nunca antes pisado por un bailarín de su compañía— deleitará al público chileno con el Pas de deux Josephs Leyend de John Neumiers y el Mozart A2 de Thierry Malandain, dos espectáculos de talla internacional que han marcado su largo recorrido de más de diez años en el mundo del ballet. “Estoy muy feliz de haber sido invitada a participar en esta Gala”, reconoce, “siempre es interesante conocer nuevos países, así como familiarizarse y conectarse con otros bailarines”.

IMG_4755

Julian MacKay, el debut de Spartacus

Vitoreado por su prestigio como ganador del Prix de Lausanne 2015 —la competencia internacional más célebre de las jóvenes promesas del ballet—, y reconocido como el único norteamericano en completar sus estudios profesionales de bailarín en el Teatro Bolshoi, la joven estrella del Teatro Mikhailovsky de San Petersburgo llega a Chile para hacer historia. Con apenas 21 años, y una flamante carrera que partió en Montana, Estados Unidos, hace más de diez años, interpretará por primera vez en su carrera el adagio de Grigory Kovtuns, Spartacus. “Después volaré de regreso a San Petersburgo desde Santiago para estrenar el ballet de larga duración en el Mikhailovsky Theatre, también como Spartacus”, cuenta. En el escenario también compartirá luces con la destacada bailarina Sabina Yapparova, ambos al ritmo de Flames of Paris de Vasily Vainonen, uno de sus duetos favoritos. “Estoy feliz de participar en esta Gala”, dice MacKay (20). “Será un momento de exploración personal que me permitirá entender cuánto soy capaz de lograr, sobre todo porque jamás he estado en Sudamérica”.

Andrei-Yermakov

Andrey Ermakov, alma de danza

“No recuerdo cuándo comencé a bailar, pero probablemente haya sido al mismo tiempo que empecé a caminar”, dice Andrey Ermakov (31), el primer solista del Ballet del Teatro Mariinsky de San Petersburgo. Y es que su historia con la danza partió cuando apenas tenía diez años, en los escenarios de la prestigiosa Academia Vaganova de Ballet Ruso. Su pasión por el ballet no haría más que confirmarse a través de los años, sobre todo una vez que fue reconocido con el prestigioso premio Soul of Dance en 2013. De visita en la Gala de Ballet del Teatro Oriente, subirá al escenario acompañado por la bailarina ucraniana Svetlana Bednenko, en los duetos Le Corsaire y Adagio Dream Scene de Raymonda. “Siempre me siento emocionado, porque solo bailo aquello que me gusta y me hace sentir bien”, dice. “También me gusta tomar parte en nuevos desafíos, en una nueva experiencia que puede servirme para poner a prueba mis propias habilidades. No le tengo miedo a nada”.

Svetlana_Bednenko2

Svetlana Bednenko, la promesa del Mikhailovsky

Directamente desde el Teatro Mikhailovsky de San Petersburgo, y con el entusiasmo de quien pisa por primera vez una nación desconocida, Svetlana Bednenko (27) considera su pronta visita a Chile como una primorosa aventura. “He escuchado muchas referencias cálidas y cordiales de mis colegas hacia el país, así que estoy muy ansiosa por conocerlo”, dice. Su cita con la Gala de Ballet del Teatro Oriente dará por fruto dos grandes interpretaciones, la primera, el Pas de deux del Ballet Le Corsaire; el segundo, Adagio Dream Scene de Raymonda, compartiendo escenario en ambas con Andrey Ermakov, el prestigioso bailarín ruso del Teatro Mariinsky. “Estoy muy emocionada de reunirme con la audiencia chilena y haré todo lo posible para que sus impresiones de la Gala sean brillantes y memorables. Esta Gala es una gran oportunidad profesional para mí y estoy muy feliz de ser parte de un equipo que interpretará tantas obras maestras del ballet mundial”, asegura.