Simpático, lúdico y entregado. Se nota que vive y se concentra en cada instante en el que está como si fuera el más importante. Se involucra y debe ser justamente por eso, que las causas sociales lo llaman tanto a formar parte de ellas siendo una voz enfática y llena de convicción. Rostro de organizaciones como Hogar de Cristo, Greenpeace y EducAfrica entre otras lo tiene en sus filas para cautivar y remecer con el mismo carisma y talento con el que actúa y encanta a los telespectadores. En este mes se ha enfocado en la lucha por la prevención del cáncer de mamas que modo de referencia se puede decir que anualmente fallecen 458 mil mujeres por esta causa (39 casos por 100.000 mujeres).

En Chile la incidencia de esta patología ha ido creciendo, probablemente por el aumento de la esperanza de vida al nacer, y actualmente es el cáncer más frecuente en mujeres chilenas, con 40 casos por cada 100.000 mujeres.

Francisco todos los sábados aparece en el programa de TVN ‘Melo y Astorga, cultura a dos bandas’, donde presentan distintos programas de la BBC de Londres y material de las “rutas” que ha realizado el aventurero Manuel. Además, está en pleno ensayo de la obra ‘Fausto Sudaca’ de Hernán Saavedra que se estrenará en diciembre.

Wp-pancho-melo-cancer-de-mama-450

¿Cuando escucha cáncer de mamas, qué es en lo primero que piensa?

Cuando empecé a involucrarme se atravesaron dos imágenes, una la de mi hija y la sensación de poner el tema sobre la mesa, que se converse, que se comparta abiertamente. Coincidentemente esto coincide con lo que busco hacer en mi vida y tiene que ver con sacar ciertas materias a la luz, de hecho vengo de participar en el Global Citizen, que busca hacer partícipe a todos los seres del planeta a hacerse cargo y responsable de situaciones como que no exista agua en ciertos lugares del mundo, problemas de educación, igualdad de género, entre otros que conforman 18.

 ¿Cómo se logra que una comunidad se haga parte una cruzada como ésta?

Concientizando que es un tema que puede llegar a tocarnos a todos. La idea es que comencemos a hablar sin pudor, sin tapujos, sin prejuicios. O sea, hablar y tocarse la pechuga.

¿Siente que los hombres piensan que es sólo un tema femenino?

Sí, pero es cosa de darlo vuelta porque en nosotros recorre todo lo vinculado al cáncer de próstata y las mujeres no están mayormente preocupadas. Sin embargo, a la larga todos deberíamos estar vinculados pues cuando afecta, remece a todo el círculo que deberá ser la red de apoyo si la enfermedad se presenta.

¿Cree usted que los hombres saben que también el cáncer de mamas puede afectarle a ellos?

Creo que cada vez más. Ayuda mucho que ahora la cinta rosada símbolo lleve un puntito azul al centro, porque la gente pregunta a qué se debe y justamente representa al número menor del sexo masculino que también puede verse afectado. Estamos alejados, pero la campaña es una invitación a hacerse parte.

Wg-pancho-melo-mes-del-cancer-450

¿Presenta este tema en una mesa de congéneres?

Del cáncer de mamas en particular no, pero hoy me reúno con un grupo y obviamente lo voy a plantear, especialmente el que dice relación con el mínimo porcentaje de hombres que padece cáncer de mamas. Es importante recalcar que los medios y las redes sociales deben ser utilizados para ello, de esa manera todos estamos interconectados.

¿Ha vivido esta enfermedad de forma cercana?

De mi círculo más íntimo no afortunadamente aunque tengo madre y hermanas, pero he sabido de casos y actualmente una amiga lo tiene.

¿Ha hablado con sus hijos de esto?

No lo he hablado directamente con mi hija y hoy quiero preguntarle si sabe autopalparse, si se ha hecho mamografías. A mi hijo le conversaré directamente y a instarlo que se informe.

¿Qué rol debiese cumplir la pareja de alguien que se entera que a su mujer le fue diagnosticado cáncer de mamas?

Es tan difícil hablar desde un supuesto y teorizar cuando no se vive una situación así. No obstante y empatizando me imagino que el rol de partner es el que corresponde apoyar, aunque hay un universo de emociones, sensaciones y experiencias que pueden volcarse impactantes como por ejemplo perder una pechuga o enfrentarse a una quimioterapia. Todo es tan complejo porque tiene que ver con la belleza, la feminidad, autoestima con elementos que como pareja debes estar ahí íntegro porque vivirlo para tu mujer es muy duro. Debe ser muy complejo ese día a día, si las relaciones de pareja lo son imagínate con ese componente adicional. Siento que lo que nos queda es estar dispuestos a transitar por ese camino de amor, apoyo y contención.

¿Cuida su salud?

Sí, pero estoy al debe con el ocio, la intensidad de mi vida está muy full y creo que está mal, me he planteado en estos días, “el trabajar para vivir o vivir para trabajar”. Lo mío va más allá de comer sano, hacer deporte… porque me como un plátano en vez de una hamburguesa, pero en el trayecto de una pega a otra, entonces eso es absolutamente contraproducente.

¿Y cuándo va a decir stop?

No sé, pero debo hacerlo, mi cabeza y mi cuerpo lo están gritando.

¿Cuáles son sus vías de escape para el relajo?

Es mi hogar, ese es mi centro de operaciones inviolable, mi lugar de recarga como una placa solar. Y estoy buscando un lugar cercano a Santiago que sea una segunda opción. También estar con mi familia y mis hijos.

¿Cuánto se puede ocupar ser un personaje público para lograr persuadir a las masas con causas sociales?

Todo lo que más se pueda y quiera. En mi caso no solo es por una vuelta de mano a lo que la gente me entrega sino también tiene que ver con un enriquecimiento personal, me hace bien, me alimenta el espíritu. Es rico hacer cosas que no tengan que ver con ganar plata. Mi cuerpo lo está gritando.

¿Qué temas hoy lo están moviendo?

El dejar de mirarse el ombligo y trabajar por causas importantes generales. Los chilenos somos de quejarnos y decir permanentemente lo mal que estamos. Apoyar nos permite crecer por dentro y fuera. Estoy trabajando en una campaña que se llama EducAfrica y apunta a dar educación a los niños de ese continente y esto a la vez se conecta con la injusticia y vez que la balanza está inclinada en demasía hacia un lugar, eso me moviliza y digo bienvenido sea.

¿Le cuesta decir que no, cuando le piden su apoyo a alguna causa?

Sí y mucho, “ya apareceré como vocero del cuidado al caparazón de caracol de Namibia”, jajajaja.