En medio de la discreción que caracteriza a los británicos, al menos algunas cosas ya se saben: el bautizo será con agua bendita de río Jordán en la iglesia María Magdalena, muy cerca de la residencia de William y Kate en Sandringham House y lugar de veraneo de la Reina. La elección del lugar ha sido tomado como un nuevo guiño a su abuela paterna, Diana: se trata de  la misma capilla donde la princesa de Gales fue bautizada en 1961.

Con dos meses recién cumplidos, la pequeña Charlotte recibirá el sacramento por parte del Arzobispo de Canterbury, el reverendo Justin Welby en una iglesia del siglo XVI, donde estará acompañada por sus abuelos Michael y Carol Middleton y el príncipe Carlos junto a Camilla, duquesa de Cornwall.

Wp-certificado-de-nacimiento-charlotte-450

El gran ausente será Harry, quien estará en Namibia trabajando para Save the Rhino Trust y Nature Conservancy —para la protección de rinocerontes y elefantes en Namibia—, por lo tanto se le descarta como posible padrino. El tema, de hecho, ya ha sido ha tomado por las casas de apuestas, que apuntan como favoritos a la Princesa Beatriz y Mike Tindall, marido de Zara Phillips, prima del príncipe William y madrina del príncipe George. De hecho, el primogénito real tuvo siete padrinos, por lo que se espera algo similar para la Princesa. A la lista de probables se añade Hugh van Cutsem, muy amigo de Harry, Pippa Middleton y Peter Phillips.

Al igual que su hermano, la princesa Charlotte usará una réplica del vestido de bautizo y satín diseñado en 1841 para la hija mayor de la Reina Victoria, que desde esa fecha ha sido testigo de 62 bautizos reales, incluido el rey Eduardo VIII, la reina Isabel II, el príncipe Carlos, la princesa Anna y los príncipes William y Harry. La princesa Louise, hija de los Condes de Wessex, fue la última en usarlo en 2003. El vestido original fue hecho por Janet Sutherland, inspirado en el traje de novia de la reina Victoria, con encaje de Honiton y con un manto de capas de satín blanco y seda de Spitafields. La réplica fue confeccionada por la diseñadora de la Reina, Angela Kelly, quien lleva 20 años diseñando los modelos que usa la soberana en sus actividades públicas. Una mujer de origen humilde y a quien la Reina le entregó la Real Orden Victoriana en 2007 y que luego la ascendió a teniente. La cercanía entre ambas quedó plasmada en el libro escrito por la diseñadora Dressing The Queen: The Royal Wardrobe lanzado el 2013 con motivo del Jubileo y que explica el proceso de creación y elaboración de los vestidos de la Reina. 

El encargado de tomar las fotografías será Mario Testino, famoso fotógrafo de artistas y celebridades. A lo largo de su carrera, ha fotografiado al príncipe de Gales, la Duquesa de Cornwall, el Príncipe Harry y a Diana, princesa de Gales. “Estoy abrumado y honrado de haber sido elegido para documentar esta ocasión y a la familia que es el alma de este país, un país que me ha dado tanto”, declaró el fotógrafo.

Previo a la confirmación de la noticia, Testino compartió en Instagram una gran imagen del príncipe Carlos y sus hijos, los príncipes William y Harry: “Mi foto de los príncipes William y Harry con su padre el príncipe de Gales”.

Wp-charlotte-escultura-450

Luego del bautizo no se esperan nuevas apariciones oficiales de la pareja. La princesa Kate quiere pasar el verano con sus hijos sin interrupciones, mientras que el Principe William empieza esta semana a trabajar como piloto de helicópteros de ambulancia para la fundación East Anglia Air que entrega servicios médicos a las regiones de Norfolk, Suffolk, Camdridgeshire y Bedfordshire.